Libros de texto gratis para más de 52.000 alumnos de Castilla y León el próximo curso

Educación destina 14 millones de euros a la gratuidad de los libros de texto para unas 52.338 alumnos de Castilla y León el próximo curso escolar 2017/2018; se han antendido un 50% de las peticiones. La convocatoria se resuelve con tiempo antes del inicio del próximo curso.

La Consejería de Educación ha resuelto la convocatoria de ayudas contenida en el programa de gratuidad de libros de texto ‘Releo Plus’ del curso 2017-2018, a la que ha destinado un presupuesto total de 14 millones de euros, superando ampliamente el del curso anterior en más de cuatro millones. Gracias a esta convocatoria, podrán beneficiarse directamente de la gratuidad de todos los libros de texto 52.338 alumnos, que pertenecen a las familias con una renta inferior a 2 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) que han participado en la convocatoria. Todos estos beneficiarios cumplían los requisitos exigidos. Asimismo, las familias por encima de este umbral cuyos hijos cursen sus estudios en centros públicos que ya hubieran tenido programas de préstamo de libros, se beneficiarán nuevamente del mismo, hasta agotar las existencias del centro. De esta forma, alrededor de 67.000 escolares, cerca de la tercera parte del alumnado que cursa estudios obligatorios en Castilla y León se verán beneficiados por ‘Releo Plus’.

 

La convocatoria que acaba de resolverse supone un avance en el compromiso de la Consejería de Educación, a través de la Dirección General de Innovación y Equidad Educativa, de alcanzar progresivamente la gratuidad total de los libros para todos los alumnos de enseñanzas obligatorias de Castilla y León. Si el curso que ahora finaliza se concedieron ayudas a las familias con rentas inferiores a 1,5 veces el IPREM, para el siguiente curso, la convocatoria que acaba de resolverse adelanta ese umbral hasta 2 veces este indicador.

 

Dentro de ese umbral, las familias acudirán en primer lugar a los bancos de libros de cada centro, recibiendo ayudas monetarias para la adquisición de los libros que no hubieran podido conseguir. Una vez adquiridos, tanto estos libros como los prestados, volverán a los bancos de libros de los centros para repetir el proceso en los siguientes cursos, hasta agotar la vida útil de los libros, que la Consejería de Educación tiene establecida en la actualidad en 4 años, siempre que antes de transcurrir este periodo no se produzca la pérdida o un excesivo deterioro del libro.

 

Precisamente, una de las grandes novedades del programa de gratuidad de cara al curso 2017/2018 ha sido la creación del Banco de Libros de Texto de Castilla y León, que tendrá titularidad pública, con independencia de estar ubicado físicamente en cada centro de la Comunidad, más allá de su carácter público o concertado. De esta forma, se producirá la creación de bancos de libros y la extensión del programa de préstamo y reutilización de libros de texto a la totalidad de los centros sostenidos con fondos públicos de Castilla y León, un vez comprobado que este sistema permite dar una respuesta rápida y eficaz al problema de la dotación de material didáctico en los centros, facilitándoles fondos y herramientas de gestión.

 

En lo que se refiere a la resolución de esta convocatoria, la Consejería de Educación destaca que se han presentado 104.032 solicitudes, de las que se han concedido 52.338, todas las que han cumplido los requisitos exigidos, fundamentalmente el tener una renta familiar inferior a 2 veces el IPREM. En este sentido, las principales causas de denegación ha sido que las familias superaban el umbral de renta, los alumnos no cursaban los estudios recogidos en la convocatoria, y finalmente, el resto de las solicitudes fueron desistidas o presentadas fuera de plazo.

 

Por etapas educativas, a los alumnos de Educación Primaria se les han concedido un total de 31.784 becas -el 61 % del total-, que suponen 7.628.160 euros; y a los de Educación Secundaria Obligatoria 20.554, por importe total de 6.371.740 euros -el 39 % de la totalidad del presupuesto-.

 

 

Agilidad de la convocatoria y atención especial a colectivos necesitados

 

Asimismo, tal y como se comprometió el titular de la Consejería de Educación, Fernando Rey, esta convocatoria se ha resuelto en el mes de junio, por lo tanto antes de la compra de los libros por parte de las familias, de modo que los padres saben con antelación si cuentan o no con este apoyo. Posteriormente, en el mes de septiembre, las familias deberán recoger los libros del banco de libros del centro, y en caso de faltarles alguno, aportar la factura justificativa del material adquirido antes de proceder al abono de esta cuantía que se realizará, previsiblemente, a finales de año. De este modo, se logrará una visible agilización procedimental y un gran avance en el objetivo de la gratuidad de los libros de texto.

 

La optimización de los recursos presupuestarios y su concentración prioritaria en las familias en situación económica más desfavorable no ha impedido que se mantuviera en esta convocatoria, al igual que en las anteriores, una especial atención a colectivos necesitados de mayor protección. De esta manera, tanto familias numerosas, como discapacitados, víctimas de terrorismo o de violencia de género, entre otros colectivos, han sido objeto de una discriminación positiva en las ayudas mediante la aplicación de coeficientes favorables a su concesión.

Comentarios

jesus 23/06/2017 13:20 #1
Muy bien, entonces yo compro los libros, los dono y despues me deniegan la ayuda y en cola en el banco de libros, si sobran me dan alguno. Que han conseguido, que no done libros y los venda por mi cuenta. Otro acierto de la Junta.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: