Los 100 días de Guarido según el PP: "postureo" y parálisis frente a una oposición constructiva

La concejala electa del PP, Clara San Damián, con José Luis González Prada en su comparecencia. Foto: EP

El grupo municipal del PP pide al alcalde mirar hacia adelante y preocuparse por los problemas de los zamoranos.

El Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora ha realizado balance de los cien primeros días de Francisco Guarido y su equipo de gobierno al frente del Consistorio de la capital. Para la portavoz municipal, Clara San Damián, mientras el Partido Popular está realizando una “oposición constructiva” en beneficio de los vecinos de la ciudad, el alcalde de Zamora prefiere gobernar desde el rencor.

 

San Damián ha recordado, por ejemplo, algunas de las propuestas que en este tiempo se han realizado desde el Grupo Municipal del Partido Popular. Así, ha destacado que el PP solicitó en el primer Pleno “un gran pacto reclamando la bajada de impuestos y de cara a favorecer las grandes inversiones en la ciudad” pero que, sin embargo, no se ha encontrado una respuesta de apoyo todo lo firme que se requiere en un asunto de vital trascendencia para la ciudad.

 

Además, la portavoz de los populares ha señalado que su partido ha reclamado la agilización en la modificación en la valoración de suelos urbanizables para que se rebajara el IBI a muchos zamoranos; que se llevara a cabo un plan estratégico a favor de la llegada del AVE a la ciudad y que no se perdiera una oportunidad de desarrollo para Zamora y, finalmente, que se modificara la ordenanza municipal de escuelas infantiles y que se aplicaran criterios de acceso en los que se diera prioridad a las personas con menos recursos. San Damián ha insistido en que Francisco Guarido debe mirar hacia adelante y preocuparse por los problemas de los zamoranos. 

 

Por su parte, el viceportavoz municipal, José Luis González Prada ha lamentado la desidia y la falta de capacidad de Guarido para gestionar la ciudad. En este sentido, ha puesto como ejemplo la suspensión de la Junta de Gobierno Local de hace un par de semanas lo que demuestra la parálisis que vive el Ayuntamiento en algunas materias. González Prada también ha criticado la política de postureo de Francisco Guarido como en el caso de su bajada de sueldo en el Ayuntamiento cuando la teniente de alcalde, Laura Rivera, su mujer, cobra 45.000 euros de la Diputación Provincial.

 

Desde el Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora se denuncia, además, la incapacidad de Guarido para resolver los problemas de la ciudad por sí mismo puesto que siempre echa la culpa a otras administraciones públicas. Asimismo, muestra su verdadera cara cuando tacha de caraduras a los concejales del Partido Popular por pedir la publicación de la declaración de bienes del alcalde y los concejales, una de las medidas de inmediata aplicación que aparece en el acuerdo de gobierno entre Izquierda Unida y el Partido Socialista y que cien días después no se ha llevado a efecto.