Los alumnos de Enfermería estrenarán el nuevo edificio este mismo curso

Las obras de la Escuela de Enfermería terminan con un mes de antelación, lo que permitirá el traslado de los alunmos de sus viejas instalaciones a las nuevas este mismo curso. La recepción oficial de la obra, este miércoles.

Tras haber concluido las obras con más de un mes de antelación sobre el plazo inicial previsto, el Ayuntamiento recibirá este miércoles el nuevo edificio de la Escuela Universitaria de Enfermería, situado en el recinto del Campus Universitario, que será puesto a disposición de la Junta y de la Universidad de Salamanca para albergar a los alumnos de dicha titulación. La recepción de las obras será ratificada por el alcalde, Francisco Guarido en un acto que tendrá lugar a las 10 de la mañana, y que contará con la presencia del vicerrector de Promoción y Coordinación de la USAL, José Angel Domínguez, la directora de la Escuela Politécnica de Zamora, Yolanda Gutiérrez, y la directora de la Escuela de Enfermería Mº Sol Sánchez Arnosi.

 

También han sido invitados representantes de la Junta de Castilla y León, ya que la obra ya sido licitada por el Ayuntamiento de Zamora, pero con financiación autonómica a través de Plan de Convergencia.

 

El nuevo edificio tiene una superficie útil de más de 1.800 m2 distribuidos en dos plantas, frente a los 400 m2 con los que cuenta en la actualidad la Escuela de Enfermería, lo que le permitirá contar además de las aulas necesarias, con espacios destinadas a laboratorios, talleres, biblioteca, informática o labores administrativas. Todos estos espacios, a los que hay que añadir una zona de aparcamiento con capacidad para más de 20 plazas, están diseñados y concebidos para dar respuesta a las necesidades de la titulación con criterios de calidad y funcionalidad.

 

Las obras, adjudicadas a la UTE constituida por San Gregorio- Arcebansa y Tecnaire con un presupuesto de 1.684.302 euros, comenzaron en octubre del pasado año y deberían estar concluidas el 31 de diciembre próximo, por lo que se produce una adelanto de más de un mes sobre el plazo previsto, lo que permitirá el traslado de los alumnos a lo largo del presente curso lectivo.

 

El diseño del edificio, obra de los arquitectos zamoranos Rafael Bérchez, Juan Conde y Darío Manzano, se ha realizado con criterios de calidad y funcionalidad, tanto en sus características constructivas y arquitectónicas como en los aspectos técnicos, prestando especial atención al programa de necesidades, al aprovechamiento de los espacios y a los criterios de eficacia energética, y reducción de costes de mantenimiento y costes de conservación. La edificación se ha planteado, además, buscando la integración con el resto de las instalaciones del Campus tanto en acabados como en estructura.