Cyl dots mini

Los carburantes suben justo 'a tiempo' pero repostar en Semana Santa será barato

Gasolinera de Repsol en Zamora capital.

Gasolina y gasóleo alcanzan máximos del año, aunque están mucho más baratos que en 2015: en la pasada Semana Santa llenar el depósito costaba 10 euros más de media.

Los precios de la gasolina y del gasóleo han registrado subidas del 2,41% y del 2,64%, respectivamente, en la última semana, a las puertas del inicio de la Semana Santa y animados por el encarecimiento del crudo, que afecta a la cotización internacional de los carburantes utilizada como referencia para calcular el coste de la energía en el precio final de venta al público. De este modo, los carburantes suben justo 'a tiempo' para una época con muchos viajes, 1,5 millones de desplazamientos calcula la DGT, aunque están lejos de sus precios de hace un año.

 

Según datos recogidos por Europa Press a partir del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), el precio medio del litro de gasolina se sitúa en 1,104 euros, un 2,41% más que los 1,078 euros de la semana anterior. Con esta subida, el precio de este combustible encadena dos semanas al alza y se distancia de los niveles mínimos desde mediados de 2009 marcados en el principio del año. En febrero, se abarató un 2,7%.

 

 

En lo que respecta al gasóleo, su precio medio asciende a 0,971 euros por litro, un 2,64% más que en la semana anterior, y suma ya cuatro semanas consecutivas de incrementos. En el mes de febrero, el precio del gasóleo subió un 2%. Pese a la media recogida por el Boletín Petrolero, en más de un tercio de los surtidores españoles el precio del gasóleo ronda o supera el euro por litro.

 

 

LLENAR EL DEPÓSITO 10 EUROS MÁS BARATO QUE EN 2015

 

De todas maneras, esta será la Semana Santa con los precios de los carburantes más bajos desde el año 2009, lo que se verá reflejado en el bolsillo de los consumidores. Sin ir más lejos, con respecto a hace un año, cuando la festividad cayó a principios de abril, el precio de litro de gasolina es casi un 13% por más barato, mientras que el de gasóleo es un 16% inferior.

 

Así, el llenado de un depósito medio de gasóleo de 55 litros cuesta en la actualidad 53,4 euros, más de diez euros menos que en la Semana Santa del año pasado. En el caso de la gasolina, llenar el depósito del vehículo supone un desembolso de 60,7 euros, en torno a nueve euro menos que en la festividad en 2015.