Los conciertos divertidos del Principal serán de nuevo el primer contacto de los jóvenes con la música

La Asociación Banda de Música de Zamora ofrece un año más, en colaboración con el Ayuntamiento de la capital, el ciclo de Conciertos Divertidos, con cuatro sesiones que se desarrollarán en el Teatro Principal los días 17 de enero, 1 de febrero, 7 de marzo y 25 de abril.

El programa se ha presentado este viernes por el concejal Francisco Javier González; la presidenta de la Asociación, Carolina Arroyo; el director de la Banda, Manuel Alejandro López, y la anterior responsable de la asociación, Cori Peláez. En esta novena edición se van a conjugar música y fantasía para despertar el interés y la atención de los niños, con la historia de 'Pilatus, Montaña de Dragones' adaptada para la ocasión por la propia Cori.

 

Pilatus es el nombre real de un monte situado en Lucerna donde se cree que está enterrado 'Poncio Pilatos', pero que en la ficción está habitado por dragones que se enfrentan a una dura batalla con los lugareños, lo que imprime un gran dinamismo y muchas sorpresas a la narración.

 

En la música se intercalarán además algunos de los temas más conocidos de Disney, algunos temas clásicos y otros de películas, lo que hará más atractiva la interpretación para los niños, algunos de los cuales podrán atreverse incluso con la batuta para dirigir la orquesta. Para el concejal responsable del Teatro Principal se trata de una nueva oportunidad para disfrutar de estos conciertos, que contribuyen a despertar la afición a la música entre los más pequeños y crear nuevos públicos para el futuro. En palabras de Francisco Javier González, permiten además poner en valor la formación musical de los niños, fomentar su sensibilidad y su capacidad creativa y de imaginación, al tiempo que suponen una importante labor para la difusión y promoción del gran trabajo que realiza la Banda de Música de Zamora.

 

Por su parte el director de la Banda ha destacado otras cualidades que pueden tener una influencia positiva par a los niños como son el desarrollo de la sicomotricidad, el fomento de las relaciones sociales, el estímulo del interés por los idiomas o incluso la conveniencia de escuchar a los demás y saber escucharse a uno mismo.

 

Como novedad en esta ocasión el concierto de febrero se celebrará en domingo -hasta ahora todos se han realizado en sábado- con el fin de facilitar la afluencia a muchos niños cuyos padres no pueden acompañarles en sábado; cosa que se podría afianzar en ediciones futuras en función de la respuesta de esta edición. Las entradas podrán adquirirse ya en las taquillas del Teatro al precio de 3 euros.