Los conductores zamoranos declaran 15 siniestros cada día
Cyl dots mini

Los conductores zamoranos declaran 15 siniestros cada día

El número de siniestros leves experimenta la mayor reducción de todo el país, un 5% menos durante 2015. El número de partes es de 5.732, unos 15 por día. La cifra ha aumentado en España por primera vez en siete años.

El número de siniestros leves ha vuelto a descender en Zamora en 2014, en contra de la tendencia nacional. Según la patronal de los seguros, el aumento del número de viajes ante la mejoría económica y por el menor precio de los carburantes ha derivado, por lógica, en un mayor número de estos pequeños siniestros 'de chapa y pintura'. Sin embargo, y si esto es un indicativo de la recuperación económica, en la provincia todavía hay miedo a sacar el coche más de la cuenta o, llegado el caso, a llevarlo al taller para repararlo.

 

Según los datos de Unespa, el año pasado se dieron 5.732 partes leves con daños materiales a las pólizas de seguro por vehículos del parque móvil de Zamora. Son un 5,72% menos que en 2013, el mayor descenso de todo el país, y una cifra reducida para el parque de vehículos en la provincia, que ronda los 140.000 en circulación. Otras 40 provincias también redujeron el número de partes leves, pero no tanto como Zamora, y en el conjunto nacional subieron ligeramente.

 

Durante los 12 meses del año pasado se registraron 1,7 millones de accidentes leves (aquellos en lo que no hay que lamentar víctimas), una cifra que supone un aumento del 0,32% con respecto a 2013, según un estudio realizado de la patronal del seguro, Unespa. Es la primera vez en siete años que se incrementa el número de golpes de chapa y es un fenómeno que está lejos de ser una mala noticia. El mayor uso del vehículo es síntoma de la “incipiente mejora de la situación económica y del abaratamiento de los carburantes”, concluye Unespa.

 

El incremento del número de partes presentados en 2014 se debe, principalmente, al mayor uso del vehículo. Este fenómeno es un síntoma de la incipiente mejora de la situación económica y, también, del abaratamiento de los carburantes. Con todo, y a pesar de que el repunte de golpes entre vehículos es un hecho generalizado en el país, se perciben diferencias entre unas comunidades autónomas y otras.