Los dos primeros tramos de la A-66 Benavente-Zamora estarán abiertos al tráfico en mayo
Cyl dots mini

Los dos primeros tramos de la A-66 Benavente-Zamora estarán abiertos al tráfico en mayo

Responsables del Ministerio de Fomento confirman que los tramos más cercanos a las dos localidades entrarán en servicio en mayo y que todo el trayecto será posible por autovía en julio.

El director general de carreteras del Ministerio de Fomento, Jorge Urrecho, ha asegurado que dos de los tramos que componen la autovía A-66 entre Benavente y Zamora estarán abiertos al tráfico en mayo de 2015 y que, en julio, el trazado estará completo. Así lo ha manifestado en una visita celebrada este martes a las obras en la que ha estado acompañado de la subdelegada del Gobierno, Clara San Damián, el presidente de la Diputación, Fernando Martínez Maíllo, y diversas autoridades.

 

El responsable de Fomento ha explicado que está planeado que el tramo Zamora-Benavente de la A-66, único de toda la autovía de la Plata que está sin terminar, entre en servicio en 2015. Así lo ha manifestado semanas atrás Fomento al incluirlo entre sus planes de inauguración para el próximo año. Concretamente, Urrecho ha asegurado que los primeros en estar abiertos al tráfico serán los más cercanos a las dos localidades, que estarán en funcionamiento en mayo de 2015; y para julio quedará el tramo intermedio. La semana pasada los diputados del PP por Zamora ya ofrecieron esa fecha entre sus previsiones.

 

El representante del ministerio ha asegurado que la marcha de las obras no depende ahora del dinero, sino de los condicionantes técnicos, como la lluvia de los últimos días. No obstante, la empresa está haciendo todos los esfuerzos posibles porque solo empezará a percibir el canon previsto cuando empiecen a circular coches por la autovía; esto explica el elevado ritmo de trabajo. Hace unos días, TRIBUNA de Zamora visitó las obras y comprobó que se trabaja sobre el terreno todos los días de la semana sin excepción y con un número elevado de personas, cerca de 400 según Fomento.

 

Visita de autoridades a las obras de la autovía A-66.

 

Esto es posible gracias al sistema de pago elegido, el de colaboración público-privada, que consiste en que la empresa no cobra hasta que la infraestructura no está terminada. En su día, Fomento adjudicó el tramo por casi mil millones de euros con esa condición, la de no empezar a pagar hasta que estuviera en funcionamiento. Y eso ocurrirá el año que viene por lo que ya hay dotación presupuestaria. En concreto, para 2015 está previsto que Fomento pague trece millones de euros en concepto de canon a la empresa concesionaria; los siguientes años se seguirá pagando a razón de 30 millones de euros/año para abonar la construcción y el mantenimiento.

 

Actualmente la plataforma está terminada y las dos calzadas están asfaltadas en su totalidad entre la capital y el cruce con el desvío hacia Puebla de Sanabria de la actual carretera nacional, donde también están terminados los pasos elevados.