Los enfermeros, obligados a coger el teléfono bajo amenaza de sanción

Foto: EUROPA PRESS

Entra en vigor una nueva regulación de Sacyl que obliga a los enfermeros a estar plenamente localizables: quien no coja el teléfono en cuatro ocasiones, quedará fuera tres meses.

El pasado día 20 de marzo de 2019 el Sacyl ha comunicado al personal enfermero de la sanidad pública que todos aquellos que estén disponibles en las bolsas de empleo de Castilla y León deberán estar "plenamente localizables", de lo contrario se exponen a una "sanción" de tres meses sin trabajar para el sistema regional de salud pública. Así lo recoge de forma oficial el boletín oficial de Castilla y León, con la modificación del apartado 3 del artículo 22 de la orden SAN/713/2016.

 

En el nuevo artículo se explica: "Si no se logra obtener respuesta tras cuatro llamadas a lo largo de un mes, pasará a este enfermero a la situación de no disponible durante tres meses contados a partir del día siguiente al que tenga lugar el intento de la notificación". La medida, según aseguran, pretende agilizar los trámites a la hora de contratar servicios con la bolsa de trabajo.

 

El colectivo no está conforme con esta nueva medida y, por ello, han iniciado una recogida de firmas a través de change.org en la que piden la retirada de esta medida. "Para el que no entienda esta novedad significa que el personal temporal tenga plena exclusividad para la Gerencia Regional de Salud: Olvídate de hijos, de familia, de situaciones personales, olvida que te darán de baja de la Seguridad Social los fines de semana en un contrato en el que hces a kilómetros de tu casa...".