Los hosteleros replican: 50.000 visitantes menos en Semana Santa por falta de promoción

Los hosteleros replican al Ayuntamiento que falta promoción de la Semana Santa y que la merma de visitantes no es culpa de los precios de los hoteles: "han quedado libres 50 habitaciones y eso son 80 personas, y faltan 50.000".

El presidente de la asociación que agrupa a los hosteleros de Zamora ha criticado duramente la valoración del concejal de turismo, que culpa al tiempo y, especialmente, a los altos precios de los hoteles de la merma de visitantes en la última Semana Santa. La capital ha pasado de los 250.000 visitantes de 2017 a los 180.000 de 2018, 50.000 visitantes menos.

 

Óscar Somoza, presidente de Azehos, ha lamentado el análisis del concejal de turismo y ha negado la mayor: la acusación de que los precios son altos. Somoza explica que los precios son los legales y habituales de esta época de alta demanda y ocupación hotelera. "Que ahora un concejal salga metiéndose con la libertad de precios es intolerable", ha dicho en declaraciones a TRIBUNA en las que le ha recordado al concejal Strieder que esos hoteles pagan un IBI de hasta 17.000 euros, una contribución media de más de mil euros al mes, impuestos que hay que sacar con la comercialización de las habitaciones.

 

Somoza ha replicado con datos el argumento municipal. En Zamora son ocho los hoteles abiertos que suman 400 habitaciones, y han estado al 90%. "Eso son 40-50 habitaciones libres, unas 80 personas, y han faltado 50.000 visitantes, así que por los precios de los hoteles no es", ha explicado.

 

"Lo importante es averiguar por qué no han venido 50.000 personas que el año pasado sí vinieron, y no ha sido por el tiempo, porque en Semana Santa se ha viajado a todas las ciudades de España, eso es lo que hay que mirar", asegura Somoza. Para el empresario zamorano, es llamativo que el concejal destaque la ocupación en pisos turísticos legales, "está dando a entender que los hay ilegales, y evitarlo es competencia del Ayuntamiento de Zamora".

 

Para Somoza, "aquí lo que falta es promoción, vacaciones coordinadas con la Junta y que la Semana Santa de Zamora sea diferente, porque ahora están todas declaradas de interés turístico", algo que a su entender iguala por abajo y desvirtúa la excepcionalidad de la Pasión zamorana. 

Noticias relacionadas