Los jóvenes de Zamora vuelven a mirar al campo

Más de 200 peticiones convierten a Zamora en la segunda provincia en la que más jóvenes han solicitado las ayudas para convertirse en agricultores profesionales.

La última convocatoria de las ayudas de la Junta de Castilla y León para que los jóvenes se conviertan en agricultores ha tenido un gran éxito. Cerca de 1.500 solicitudes se han presentado para un programa que dispone de 55 millones de euros para apoyar a aquellos jóvenes de la Comunidad que quieran convertir el campo en su actividad profesional.

 

Según los datos de la Junta, 1.494 jóvenes de hasta 41 años han solicitado la ayuda de la consejería de agricultura para las nuevas explotaciones en las que sean titulares o cotitulares y en las que un joven tenga su actividad principal, un 27% más que hace un año. Y cerca de 700 han solicitado ayuda para la línea de mejora de las explotaciones. En el caso de Zamora, es una de las provincias con más solicitudes de jóvenes con 219 peticiones de subvención para convertir una explotación agraria en actividad profesional.

 

Las ayudas tienen como finalidad fomentar el desarrollo de empresas agrarias por parte de jóvenes y apoyar, en su caso, los planes de mejora que se realicen en las mismas. Podrán ser beneficiarios de las subvenciones los jóvenes agricultores de la comunidad que se constituyan por primera vez como agricultores titulares, cotitulares o socios de una explotación agraria prioritaria o en una no priorirtaria, pudiendo en este campo compatibilizar la actividad con otra.

 

Por primera vez, esta convocatoria cuentan con dos tipos de convocatorias: una específica para jóvenes, para la incorporación y modernización de explotaciones de estos y a la que van destinados 55 millones de euros, y otra con 15 millones de euros para aquellos agricultores que soliciten ayudas para la modernización de sus explotaciones. El plazo de solicitudes se amplió hasta el pasado día 15 de octubre.

 

Castilla y León ha desarrollado ya dos programas de desarrollo rural en los que ha incluído el apoyo a la implantación de jóvenes en los negocios agrarios. Entre 2007 y 2013 se logró que más de 3.000 jóvenes miraran al campo como alternativa laboral y para el periodo 2014-2020 se quiere lograr que más de 5.000 jóvenes se incorporen a la actividad agraria.