Los números uno y dos del PSOE dejan el partido pero apoyarán a Guarido como alcalde

José Luis Gómez, candidato del PSOE. Foto: EP

El cabeza de lista al Ayuntamiento de Zamora por el PSOE, José Luis Gómez, y la número 2, Mari Cruz Lucas, han anunciado públicamente que apoyarán a Francisco Guarido (IU) para que sea alcalde de la capital, aunque ellos se darán de baja en el partido socialista y asumirán los cuatro años de legislatura como concejales no adscritos.

Así lo han asegurado en una rueda de prensa celebrada en la terraza de un restaurante de la capital, después de un nuevo episodio de la crisis aguda que se vive en el PSOE de Zamora y que el jueves se vio recrudecida con la ausencia de Gómez y Lucas en una reunión entre los socialistas e IU, en la que estuvieron presentes los líderes regionales de ambos partidos, Luis Tudanca y José María González.

 

Nada más tomar la palabra ante los medios de comunicación, Gómez ha certificado su "apoyo para que Guarido sea alcalde de Zamora" y ha indicado que su voto en el pleno de investidura será "público", al igual que el de Cruz Lucas. Además, ambos han asegurado que no estaban convocados a la reunión del jueves, al contrario de lo que afirmaron los dirigentes socialistas, y ha hablado de "injerencias en el proceso" desde que se celebraron las elecciones del 24-M.

 

José Luis Gómez ha comentado que desde el primer momento se ha sentido ninguneado cuando el secretario provincial, Antonio Plaza, tomó las riendas de la negociación con IU e incluso visitó la sede de Izquierda Unida sin que él tuviera conocimiento de ello,  cuando a su parecer, debió ser él el que comenzara las negociaciones ya que era el cabeza de lista. Durante estos días, ha explicado,  ha mantenido la "discreción" ante otras posturas dentro del propio PSOE aunque ha reconocido discrepancias en las formas y en el fondo.

 

De este modo, la apuesta de Gómez pasa por un apoyo "total" al candidato de IU (que obtuvo 8 concejales) con un "programa de izquierdas" pero sin entrar en el equipo de Gobierno, algo que desde el PSOE no descartan, Y que se desvela como la punta del iceberg de esta nueva crisis socialista.

 

 

NO DEJAN EL ACTA DE CONCEJAL

 

Lo que también han dejado claro los números 1 y 2 del PSOE es que no piensan dejar el acta de concejal por "una cuestión de responsabilidad" ya que les han elegido los ciudadanos, y también porque si abandonan la siguiente en la lista sería Adoración Martín, esposa del secretario provincial, Antonio Plaza. Además, la número 2, Cruz Lucas, ha recordado ante los medios que ella es "nueva en política" pero durante estos meses ha visto "actitudes ruines y rastreras", además de amenazas, aunque no ha querido ser más explícita.

 

Ambos han hablado de discrepancias con el PSOE por la forma de afrontar la unión con IU pero tanto Gómez como Lucas se han comprometido no solo a apoyar a Guarido sino a hacer una oposición "leal"A este respecto ha confirmado que ya se ha puesto en contacto con el cabeza de lista de Izquierda Unida para manifestarle su apoyo "total e incondicional" para que sea alcalde y ha negado cualquier vestigio de moción de censura en los próximos cuatro años.

 

Lo que sí ha admitido es que en el PSOE "se repiten los hábitos del pasado" y ha asegurado que "entiende mejor" a los que hace meses abandonaron el PSOEAsimismo, ha deseado con ironía que al candidato de Benavente le den más libertad para llegar a un punto de acuerdo con IU, y es que en la localidad benaventana también es necesario un pacto para un Gobierno de izquierdas.

 

 

IU GOBERNARÁ

 

Con este anuncio, parece claro que será Francisco Guarido alcalde de Zamora gracias a los votos de los 8 concejales que consiguió IU y a los cinco del PSOE, aunque dos ellos de ellos, Gómez y Lucas, apoyarán como concejales no adscritos. Así, el PP, que fue la lista más votada y obtuvo 10 actas de concejal liderará la oposición donde también estará Ciudadanos que ha entrado en el mapa político de Zamora con dos concejales.