Los particulares aprovechan el PIVE y las ventas de coches vuelven a crecer por segundo año consecutivo

Coches

Las matriculaciones de turismos alcanzaron en 2014 la cifra de 1.828, la mejor desde 2011 tras un segundo año consecutivo de aumento de ventas.

MÁS COMPRAS DE PARTICULARES Y DIÉSEL

 

Por canales de venta, las entregas de automóviles y todoterrenos a clientes particulares cerraron el año pasado con 483.767 unidades, un 21,3% más. Por su parte, el canal de empresas finalizó 2014 con un aumento del 13,8%, hasta 216.233 unidades; las firmas alquiladoras adquirieron 155.308 coches en 2014, un 16,1% más.

 

Al cierre de 2014, los coches de gasolina coparon el 32,3% del mercado (30,4% en diciembre), mientras que los diésel acapararon el 66,1% de las ventas en el conjunto del año (67,6% en diciembre). Los vehículos híbridos y eléctricos representaron el 1,6% del mercado en 2014 y el 2,1% en diciembre.

 

Durante el pasado año, todos los segmentos de mercado experimentaron crecimientos de ventas, a excepción del medio-alto y deportivo, mientras que en diciembre cayeron el ejecutivo, el todoterreno grande y el todoterreno de lujo.

Las ventas de coches nuevos, uno de los indicativos más recurrentes en cuanto a recuperación de la economía, volvieron a repuntar en Zamora por segundo año consecutivo. Una mejoría que acerca el mercado a las cifras de 2011 y que se ha visto alentada por el estímulo del plan PIVE, que ha permitido beneficiarse de un gran descuento en el precio de un coche nuevo.

 

Según los datos de Anfac, los concesionarios de la provincia matricularon en 2014 un total de 1.828 turismos y todo terreno nuevos. La cifra es un 11% superior a la de 2013 y supone el segundo aumento anual consecutivo tras el ese año, cuando subieron por primera vez en varios ejercicios. En total han sido algo menos de 200 matriculaciones adicionales, lejos todavía de los niveles de los mejores años de antes de la crisis: en 2009, ya con la economía notando los efectos de la recesión, se matricularon en Zamora más de 3.200 vehículos nuevos.

 

En la provincia la marca más vendida es Renault, en parte, gracias a su modeo Mégane, todo un superventas; la firma del rombo matriculó más de 170 vehículos nuevos en la provincia. Le siguen Ford, Volkswagen y Citroën, aunque marcas de más prestigio como BMW y Audi también acumulan buena parte del pastel.

 

Por tipo de vehículo, triunfan los de menores emisiones, que se benefician de menor impuesto y también de niveles más bajos de consumo y mantenimiento; 1.300 de los algo más de 1.800 coches matriculados nuevos en la provincia durante 2014 emitían menos de 120 gramos/km de C02. Este tramo es, además, el único que ha aumentado sus ventas y auténtico motor de la recuperación de la actividad. Ventas que han crecido fundamentalmente al mayor mercado particular, ya que 1.600 coches fueron para el mercado de particulares, y el resto se quedó en flotas y alquiler.

 

 

LAS MEJORES VENTAS EN AÑOS

 

Las matriculaciones de automóviles en el mercado español cerraron el pasado ejercicio con un volumen de 855.308 unidades, un 18,4 por ciento más respecto a los datos de 2013, según las cifras facilitadas por las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam). En el caso de Castilla y León, crecieron un 16,92 por ciento, hasta 28.454 unidades (frente a las 24.337 el pasado año).

 

El director de Comunicación de Anfac, David Barrientos, afirmó que el mercado español de automóviles finalizó el pasado año con el mayor incremento anual desde hace quince años, con el Plan PIVE como gran protagonista, que ha logrado 16 meses seguidos de crecimiento.

 

Por su parte, el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, afirmó que con la nueva partida presupuestaria para la séptima edición del Plan PIVE durante 2015, "es muy probable" que las ventas crezcan en torno al 5%, con un volumen de 940.000 unidades.

 

El máximo responsable de Faconauto, Jaume Roura, apuntó que durante el año pasado la venta de coches fue uno de los dinamizadores del consumo en España, "sirviendo de vagón de enganche para otros muchos sectores". "Los planes PIVE han tenido un protagonismo capital, siendo un gran argumento para muchas familias a la hora de cambiar de vehículo", aseguró, al tiempo que indicó que el descuento medio del que se beneficiaron los compradores de coches en 2014 fue de 4.200 euros.

Noticias relacionadas