Los populares indican que el equipo de Gobierno se escuda en una cifra errónea para el retraso de la liquidación de 2019

Mario Ayuso, concejal del PP en el Ayuntamiento de Ávila.

Los representantes municipales del PP advierten que “vuelven a ser cifras infladas por el alcalde, como las de la deuda”.

A raíz de las informaciones aparecidas el 30 de abril en medios de comunicación en las que el alcalde hablaba sobre las facturas impagadas del anterior equipo de Gobierno donde mencionaba textualmente “cuatro millones en facturas pendientes que había en los cajones”, y puesto que el primer edil del Ayuntamiento de Ávila ha vuelto a referirse a esta misma cantidad ayer lunes, 4 de mayo, al hablar de la liquidación del presupuesto de 2019, Mario Ayuso, portavoz del Grupo Municipal Popular en la Comisión de Hacienda, advierte que “vuelven a ser cifras infladas por el alcalde, como las de la deuda”.

 

Ayuso explica que “hay un informe técnico que nos facilitó la teniente de alcalde de Hacienda, con fecha 11 de junio ,al terminar el mandato y empezar el siguiente, donde oficialmente se cifra esas facturas impagadas en 2,8 millones. Es decir, si en noviembre el alcalde ya hablaba de cuatro millones y la cifra era cierta, el resto de facturas hasta esa cantidad se habrán generado, lógicamente, en los meses del actual equipo de Gobierno”.

 

Continúa el concejal popular exponiendo que “el 74% de esos 2,8 millones son de los primeros seis meses del año 2019. El Partido Popular les dejó en las cuentas, según un informe de Tesorería, una liquidez cercana a los 12 millones de euros, por lo que han tenido tiempo y medios como para poder pagar esas facturas, lo que demuestra que su impago es simplemente un tema de voluntad política". Por esta razón, los populares van a solicitar información detallada sobre esas facturas y muestran su perplejidad porque, cerca de cumplirse el primer año en la Alcaldía, el actual equipo de Gobierno no las haya saldado.

 

Apunta también Ayuso que, “curiosamente, estos 12 millones de liquidez en Tesorería es la misma cantidad en la que el alcalde y su equipo de Gobierno han aumentado la deuda del Ayuntamiento en lo que va del 2020, tras decir que las arcas municipales estaban en coma”, profundiza.

 

El portavoz popular de Hacienda incide en este asunto y destaca que “el pago de facturas no se está agilizando de forma nada relevante en estos meses que llevan gobernando ya que, comparando el periodo medio de pago a proveedores en los nueve meses completos que lleva el actual equipo de Gobierno dirigiendo el Ayuntamiento abulense (julio 2019-marzo 2020) con los últimos nueve meses completos de la anterior Corporación (septiembre 2018-mayo 2019), los datos publicados revelan que tardan de media 16,52 días en pagar una factura, frente a los 17,49 días de media del mandato popular que les precedió. ¡Menos de un día de media de ventaja en rapidez de pago!, con siete concejales liberados trabajando en cuerpo y alma”.

 

Por otro lado, Ayuso señala que la “liquidación del presupuesto del 2019 es importante, a fin de poder utilizar el superávit, y más en estas circunstancias. Sin embargo, este año se ha hecho muy tardíamente por el equipo de Gobierno, firmado por decreto el pasado 30 de abril, cuando la Comisión de Hacienda del ejercicio anterior lo aprobó el 15 de abril, y en 2018 el punto se dio cuenta en la Comisión del 5 de marzo. Esto demuestra que el actual equipo de Gobierno ha tenido las cuentas un mes y medio más tarde que hace dos años y medio mes más tarde que el año pasado”.

 

En definitiva, Mario Ayuso indica que “el primer edil ha escudado el retraso de la aprobación de la liquidación en las presuntas facturas aparecidas en los cajones, pero este es un argumento endeble que se desmonta al comprobar las cifras que aparecen en los informes técnicos oficiales de Tesorería y de la Tenencia de Alcaldía”, y señala que “ decir que hay facturas en los cajones sin tramitar es una barbaridad porque esta afirmación hace que el alcalde ponga en duda el trabajo de los técnicos municipales que son los que gestionan, administrativamente hablando, el pago de dichas facturas”, finaliza.