Los radares 'Velolaser' empiezan a multar y estrenan nuevas ubicaciones

Uno de los nuevos radares láser de la DGT.

La primera multa conocida, de finales de julio, confirma que los nuevos radares láser de Tráfico funcionan y está en un centenar de puntos de la red viaria.

Los nuevos radares portátiles de la Dirección General de Tráfico (DGT), conocidos como 'Velolaser', son la última arma de Tráfico contra los excesos de velocidad. Fueron presentados hace meses y, a pesar de algunas especulaciones, ya han empezado a hacer su función: controlar la velocidad de los vehículos y multar a los que se exceden.

 

La publicación especializada Autobild.es ha publicado la primera multa de los radares portátiles, que se la ha llevado un conductor en la N-634 en A Coruña por ir a 101 km/h en una zona de 50; la sanción, del 23 de julio, conlleva pérdida de 6 puntos y 600 euros de multa. La sanción tieneHace unas semanas, se especuló con que los radares láser no estaban funcionando a pesar de que fueron presentado hace tiempo. La DGT confirmó que estaban operando con normalidad y multando.

 

Al parecer, todavía no funcionan a pleno rendimiento porque no funcionan a temperaturas superiores a 30 grados ni bajo la lluvia. De los 60 radares adquiridos por la DGT, eso sí, solo funcionan unos pocos, si bien se espera que el resto estén operativos a finales de 2018 o a principios de 2019. Será entonces cuando se generalicen en las carreteras españolas y también en las ciudades, ya que muchos municipios van a incorporarlos en breve.

 

La DGT estrenó en el dispositivo especial de Tráfico de la pasada Semana Santa su nuevo arsenal contra los excesos de velocidad, un total de 291 patrullas en motocicleta que estarán dotadas de detectores portátiles de alcohol y de drogas y que estrenaron los nuevos radares portátiles con tecnología láser.

 

Ahora, después de varios meses de uso, los usuarios de aplicaciones comoSocialDrive han dado la ubicación exacta de más de 50 puntos donde se han podido ver estos radares a pleno rendimiento. No hay ninguno localizado en Salamanca, pero cuidado: se están poniendo incluso en tramos que no forman parte de la lista de radares móviles de la DGT. Ahora esa lista se ha ampliado con un centenar de ubicaciones publicadas por Autobild.es.

 

En ese listado aparecen ya varias ubicaciones en Castilla y León, por ejemplo, en Burgos (hay cuatro ubicaciones porque la Policía Local tiene su propio Veloláser) y en Ávila (en la N-110 a la altura de Vicolozano).

 

Los temidos radares hacen su 'agosto' particular con los millones de vehículos que se desplazan tanto por las vías de alta capacidad como por las carreteras secundarias. Desde hace años es fácil conocer su ubicación: la propia DGT empezó a declarar su ubicación como medida disuasoria (aquí se puede consultar la lista completa). 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: