Los sindicatos agrarios se oponen a que se deje de cazar el lobo al Norte del Duero

Lobo

UPA-COAG se manifestará en Villadeciervos el día 22 de septiembre para exigir que se mantenga el aprovechamiento cinegético del lobo.

La Alianza UPA-COAG ha convocado una manifestación el próximo 22 de septiembre en Villadeciervos (Zamora) ante la situación "insostenible" generada por la expansión "descontrolada" de la fauna salvaje y para exigir que se mantenga el aprovechamiento cinegético del lobo al norte del río Duero. La Sierra de la Culebra es una de las reservas de caza en las que se subastan permisos para abatir lobos.

 

Según ha indicado la Alianza a través de un comunicado, los datos facilitados en los últimos días por parte de la Consejería de Medio Ambiente "no dejan lugar a dudas" sobre la realidad de los hechos, y es que en el primer semestre del año 2018 ha habido 1.449 ataques de lobos a explotaciones ganaderas en Castilla y León por los 890 que hubo el año pasado en el mismo periodo de tiempo.

 

La organización profesional agraria ha trasladado en las últimas horas a la Consejería de Medio Ambiente su rechazo "más absoluto" a la posibilidad de limitar, incluso de suprimir, el aprovechamiento cinegético de la población del lobo en los terrenos situados al Norte del Duero, pues se demuestra "imprescindible" como sistema de control poblacional de la especie, amparado en la legislación, toda vez que el lobo es una especie cinegética en terrenos situados al Norte del Duero, y se realiza dentro de unos límites máximos establecidos por la propia Administración y conocidos como cupos cinegéticos comarcales.

 

Esta limitación contrasta, a juicio de la Alianza, con las decisiones que se adoptan en otros países de nuestro entorno. Por ejemplo, en Francia, el plan del lobo permite a los ganaderos realizar disparos defensivos en caso de ataque durante todo el año y con un límite nacional de 40 lobos que pueden abatirse, bien de forma defensiva o bien mediante caza selectiva. Un país que, con una extensión siete veces superior a la de Castilla y León, se estima que cuenta actualmente con 360 ejemplares en unas 50 manadas. Según los datos del censo realizado por la consejería de Median Ambiente entre 2012 y 2013, en Castilla y León había 179 manadas y unos 1.600 individuos.

 

A este respecto se considera que el cumplimiento de los cupos comarcales fijados para la campaña 2018/2019 es de 143 lobos en Castilla y León que pueden ser objeto de aprovechamiento cinegético. Sin embargo, la estadística de campañas precedentes demuestran que dicho cupo no se cumple en ninguna de ellas, y en la campaña 2016 fue del 64 por ciento, es decir "solamente" se capturaron 91 lobos de los 143 posibles.

 

Por su parte, la organización califica como "dramático" el momento que viven los agricultores y ganaderos, "víctimas" principales de los lobos, corzos o jabalíes, además del resto de población en muchos municipios rurales de la región, ante el número "cada vez mayor" de accidentes de tráfico originados por la proliferación de toda clase de animales salvajes.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: