Luis David y Jesús Enrique Colombo dejan lo más destacado de la Corrida de las 6 Naciones

Luis David y Jesús Enrique Colombo dejan lo más destacado de la Corrida de las 6 Naciones

I Corrida de las 6 Naciones con seis toreros de seis nacionalidades diferentes ante toros de El Pilar.

Abrió la tarde el francés, Juan Bautista. Dejó dos delantales y dos medias como remate. Comenzó faena cerca de tablas pero no acabó de acoplarse ante la embestida deslucida y fue silenciado tras fallar con los aceros.

 

Luis Bolívar, de Colombia, lanceó a la verónica al segundo de la tarde. En el inicio de muleta por alto, se revolvió y le pegó un espeluznante revolcón en el suelo con los pitones rozándole el pecho y la cara. Brusco en su embestida, Bolívar tuvo que tragar ante las dificultades de manera firme. Sacó algún natural y ligó una por el derecho con tesón. Estocada baja y silencio.

 

En tercer lugar salió el español, Juan del Álamo. Se movió el de El Pilar y ligó tres por el derecho en los medios de diferente calado. Cuando lo probó con la zurda se vino a menos y fue silenciado tras pinchar con la espada.

 

El peruano Joaquín Galdós dejó un torero inicio por doblones. Las dos primeras tandas de toreo vertical y por bajo tuvieron gusto pero la desclasada embestida del astado desinfló todo. Tampoco estuvo acertado con los aceros.

 

El mexicano Luis David quitó por navarras al cuarto de la tarde. Ante el quinto no pudo lucirse con el capote y ya con la pañosa se fue a los medios. Ligó a media altura las primeras tandas pero el manso buscó tablas y le dio poco juego. Cerró con bernadinas ajustadas y una estocada de perfecta ejecución hasta la bola. Se le pidió la oreja y dio la vuelta al ruedo.

 

Con dos largas cambiadas de rodillas recibió el venezolano Jesús Enrique Colombo al que cerró plaza. Quite por chicuelinas y torero remate. Hasta cuatro pares de banderillas puso tras fallar en el tercero al quiebro. Fue otro toro con genio que en los primeros compases de faena le dio un pitonazo en la cara. Se recuperó y dejó derechazos con largura llevándolo por bajo. Cerró por manoletinas y tras una entera hubo petición de oreja que se quedó en vuelta al ruedo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: