Madrugada de fuego en Zamora: cuatro incendios obligan a movilizar numerosos medios

Numerosos fuegos obligan a intervenir durante toda la tarde y la madrugada a los servicios de extinción de incendios. El más grave, en Ferreruela de Tábara, requirió la presencia de helicópteros y un avión. Otros tres fuegos intencionados se declararon ya de madrugada.

Noche movida para los servicios de extinción de incendios en Zamora. La culpa, de una cadena de fuegos declarados de madrugada, fundamentalmente intencionados, que han obligado a movilizar numerosos medios para evitar males mayores. Todos se concentraron en las comarcas de Aliste y Sanabria, aunque estaban bastante separados entre sí.

 

El más grave fue el primero, el de Ferreruela de Tábara, declarado pasadas las 20.00 horas. Se extinguió tras quemar ocho hectáreas de matorral. Tuvieron que intervenir numerosos medios para evitar que se extendiera por su proximidad a la población: cuatro cuadrillas de extinción reforzados con bomberos locales, tres agentes medioambientales, requirió la presencia de los helicópteros de Villaralbo y Villardeciervos y de un avión de carga en tierra. Quedó extinguido pasadas las 2.20 de la madrugada.

 

A partir de ahí, se declararon tres incendios más ya de madrugada. A las 0.31 horas, un fuego intencionado en Videmala extinguido a las 5.00 de la madrugada tras la intervención de tres cuadrillas (una de tierra y otra nocturna), el refuerzo de bomberos de la Diputación, dos técnicos medioambientales, y maquinaria (autobombas y bulldozer); ha quemado dos hectáreas y media de matorral.

 

A las 4.36 de la madrugada, nuevo fuego en Melgar de Tera extinguido a las 5.27; está en perimetración y se desconocen las causas. Y por último, a las 5.08 de la madrugada se declaró un nuevo fuego en Las Torres de Aliste, término de Mahide, extinguido a la 5.42 de la madrugada por la actuación de dos cuadrillas y dos autobombas y que ha quemado sólo 0,03 hectáreas de pasto.

 

Además, está controlado pero todavía no extinguido el importante fuego declarado hace más de una semana en Pino del Oro, que obligó a la intervención de más de 60 personas y numerosos medios, llegó a nivel dos de peligrosidad y ha quemado casi 3.100 hectáreas según los primeros cálculos. Y está controlado también el fuego declarado este viernes en Otero de Bodas.