Maíllo esperará al congreso regional para decidir si ve compatible seguir al frente del PP zamorano

Maíllo durante el Congreso del PP

El coordinador general del PP ha asegurado que será tras los congresos regionales cuando se decida si se va a aplicar la incompatibilidad de cargos a todos los presidentes provinciales.  "Y me miro porque yo estoy en esa situación", asegura.

El PP ya tiene en marcha la celebración de su congreso regional en Castilla y León al que seguirán los provinciales, también en Zamora, antes del verano. Esa será la ocasión para que Martínez Maíllo decida sobre su futuro al frente del partido, ya que es presidente a la vez que sus obligaciones como 'número 3' del PP a nivel nacional le dejan sin tiempo para casi nada más. Tras los congresos regionales está previsto que se decida sobre la compatibilidad de los presidentes provinciales con otros cargos.

 

Desde que fue nombrado por Rajoy hace año y medio, Martínez Maíllo ha dejado la presidencia de la Diputación y también nombró a Mayte Martín Pozo como coordinadora del PP zamorano. Y ahora ha decidido dejar la alcaldía de Casaseca de las Chanas para centrarse en la gestión del día a día en Génova; y mantiene el escaño como diputado en el Congreso. Pero tras el cónclave nacional, ha quedado claro que el partido quiere progresar hacia la limitación de compatibilidades y pretende evitar, en la medida de lo posible, que muchos cargos queden en manos de pocas personas. Eso empiez por las presidencias provinciales, que suelen ser ejemplo de acumulación de cargos.

 

Sobre cómo va a sortear el partido las pretensiones de algunos presidentes provinciales que ocupan cargos en el Gobierno de presentarse a la reelección cuando los Estatutos del PP prohíben compatibilizar esos puestos, Maillo ha indicado que los presidentes provinciales ya tienen "muchas incompatibilidades" fijadas en los Estatutos, como no poder ser diputado nacional. Eso sí, ha explicado que "eso no significa que en un momento determinado por circunstancias extraordinarias, por interés general del partido y porque sea la persona más adecuada e idónea, pueda haber una excepción" a la regla que recogen los Estatutos.

 

De hecho, ha indicado que los nuevos Estatutos han "endurecido" la manera en la que tienen que fijarse esas incompatibilidades, que será a través de la Oficina del Cargo Popular, que se creará "próximamente". Para esas compatibilidades deberá estar "suficientemente fundamentado" porque se trata de una excepción. Finalmente, el coordinador general del PP ha asegurado que será tras los congresos regionales cuando se decida si se va a aplicar esa incompatibilidad "a todos" o en algún caso concreto no se produce. "Y me miro porque yo estoy en esa situación", ha concluido.