Maíllo: "No podíamos tener un polígono acabado que no se ponía a disposición de los empresarios"

El presidente de la Diputación, el delegado de la Junta, alcaldes de Villabrázaro y Benavente y responsables de Ade.

El presidente de la Diputación consideraba imprescindible apoyar a Villabrázaro para desbloquear la situación con una ayuda para el funcionamiento durante los dos primeros años del parque industrial.

El presidente de la Diputación de Zamora, Fernando Martínez-Maíllo, ha asegurado que el de La Marina "es un gran macropolígono y Villabrázaro un ayuntamiento muy pequeño que necesitaba ayuda para su puesta en marcha. Apoyar al ayuntamiento en la gestión económica durante al menos 2 años que es el tiempo que se prevé que pueda obtener recursos que le reviertan por la explotación del propio polígono ha sido el objeto del convenio firmado por la Diputación con la Junta de Castilla y León y con el ayuntamiento de Villabrázaro".

 

"Hemos intentado desbloquear esta situación para poner en manos del empresariado esta importante infraestructura. No podemos permitirnos el lujo de, en una situación económica como la actual, tener un polígono acabado y que no se ponga a disposición de los empresarios", finalizó Martínez-Maíllo.

 

El delegado de la Junta de Castilla y León, Alberto castro, recordó que la inversión de la Junta ha ascendido a 23 millones de euros y que en este momento se habían vendido ya 4 parcelas.  Finalmente, señalar que el alcalde de Villabrázaro, José Feliciano Porras, se mostró confiado en que el polígono "La Marina con una buena gestión coordinada con otros polígonos industriales de la zona sirva para el asentamiento de empresas y la mejora del paro en la comarca", algo en lo que coincidió el alcalde de Benavente, Saturnino Mañanes.