Mañueco reclama para Castilla y León 5.000 millones de euros de los fondos europeos de recuperación
Cyl dots mini

Mañueco reclama para Castilla y León 5.000 millones de euros de los fondos europeos de recuperación

Alfonso Fernández Mañueco, presidente de la Junta de Castilla y León. Foto: Ical

Mañueco pide al Gobierno 5.000 millones de los fondos Nueva Generación de la UE, el 6% del total. El presidente quiere mantener 6.435 de la PAC y 1.400 millones de Fondos Estructurales y de Inversión hasta 2027.

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado que Castilla y León aspira a recibir 5.000 millones de euros de los fondos Nueva Generación de la UE, el seis por ciento de los 84.000 de ayudas directas que llegarán a España. El presidente exigió criterios “objetivos y transparentes” al Gobierno en el reparto de estas ayudas y comentó que la mitad, 2.500 millones serían gestionados directamente por el Estado a través de sus presupuestos y el resto por la autonomía.

 

El jefe del Ejecutivo autonómico también destacó que la Comunidad aspira a mantener las partidas de la PAC y de los Fondos Estructurales y de Inversión en el nuevo marco 2021-2027, lo que supone 6.435 y 1.400 millones, respectivamente. Así, dijo Mañueco, Castilla y León espera recibir una financiación global de 12.835 millones de euros hasta 2027 para lograr la recuperación y la transformación de la Comunidad, el equilibrio social y territorial y la lucha contra la despoblación.

 

“Es una oportunidad histórica que vamos a aprovechar”, exhortó, para apelar a las administraciones, sectores empresariales y sociales a ir de la mano por la unidad, indicó, es “fundamental” en la búsqueda de ese progreso y la reactivación económica de “esta tierra”. Alfonso Fernández Mañueco presentó la estrategia de la Comunidad para la captación de Fondos Europeos de Nueva Generación y afirmó que emplearán “todas sus energías” para obtener esos 5.000 millones de euros, un “objetivo muy ambicioso, pero especialmente justo e irrenunciable”, dijo.

 

Urgente convocatoria

En este sentido, exigió una convocatoria “urgente” del Consejo de Política Fiscal y Financiera para conseguir un reparto “objetivo y equilibrado” de esos fondos. Al respecto, denunció que este instrumento de cooperación “por no reunirse no se reúne ni de forma telemática”, no se utiliza y rubricó las palabras del Consejo de Estado que “dice que hay que apostar por criterios objetivos y transparentes en la gestión de los fondos de la UE”.

 

El presidente autonómico aclaró que su intención es que de los 5.000 millones, el 50 por ciento, 2.500 millones, sean gestionados directamente por el Estado, con inversiones con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, y con el apoyo a empresas y a través de instrumentos como los de ‘manifestación de interés’ o ‘estratégicos’. La otra mitad estaría gestionada directamente por la Junta y se enfocaría hacia la recuperación y modernización sobre las pautas que marque Europa.

 

En este sentido, recordó que Castilla y León ya cuenta con una biblioteca con 446 proyectos, que suponen en torno a 6.500 millones de euros de inversión. Así, sentenció que “hay proyectos y volumen más que suficiente para poder cubrir esos 2.500 millones que llegarían a la Junta”.

 

Una puerta a la esperanza

El presidente de Castilla y León defendió que la pandemia no frenará el impulso de modernización de la Comunidad y ensalzó que los fondos son “una puerta abierta a la esperanza y una oportunidad de futuro que Castilla y León” que los aprovechará como hizo antes con las partidas de la UE. “Tenemos experiencia y sabemos emplear bien los recursos que llegan de la UE y ese buen uso será el que aplicaremos a todos los fondos que llegue”, garantizó.

 

Mañueco repasó los objetivos para avanzar en la transformación digital y el desarrollo sostenible, junto con la cohesión económica y socia y el desarrollo territorial, “apostando por el desarrollo rural y por el reto demográfico”. En este sentido, insistió en que el Gobierno “debe dar los pasos decisivos par que haya un reparto justo para todas las comunidades autónomas” y es “relevante” para Castilla y León y otras autonomías, que se tenga en cuenta el reto demográfico”. “No se pueden generar agravios entre unos territorios y otros”, sentenció.

 

Fernández Mañueco apeló además a mejorar la competitividad de las empresas, de las pymes y de los autónomos, e impulsar su posición en el mercado, para que “sean capaces de ganar tamaño, y sean más fuertes y competitivos”. “Todo con la modernización como herramienta de transformación de nuestra sociedad”, razonó.

 

Asimismo, constató que las inversiones irán también a equipamiento y personal para garantizar el curso escolar, los servicios sociales y la atención de las personas afectadas por la crisis sanitaria, financiar proyectos digitales, eficiencia energética y gestión de residuos; mejorar los servicios de extinción de incendios y salvamento del medio rural o la movilidad sostenible.