Mañueco se centra en la FP tras el fracaso de sus experimentos en Salamanca con la formación de jóvenes

El candidato del PP se ciñe a la apuesta ya conocida por la FP tras los nulos resultados de sus ideas sobre formación y empleo en el Ayuntamiento de Salamanca.

El candidato del PP a presidir la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha decidido seguir la línea ortodoxa, es decir, la marcada por el actual gobierno regional, para una cuestión importante. Se trata del modelo de formación vinculado a la creación de empleo, mecanismo en el que la FP tiene un papel fundamental gracias a los esfuerzos de Educación. La formación profesional tiene un alto grado de inserción laboral y la Junta ha apostado con éxito por ella, mientras en su etapa de alcalde prefirió optar por programas de dudoso éxito.

 

El presidente del PP en Castilla y León y candidato a la Presidencia de la Junta ha asegurado que la apuesta por la Formación Profesional ocupacional y reglada será uno de sus compromisos prioritarios para avanzar en empleos "más cualificados". Fernández Mañueco ha lanzado este mensaje durante su visita a la Escuela Internacional de Cocina de Valladolid, centro que ha apuntado como "ejemplo" de un "modelo de éxito", ya que el 90 por ciento de los alumnos de esta Escuela, en torno a 10.000, han logrado la inserción laboral.

 

De este modo, ha reconocido que este modelo de formación es "de éxito", por lo que ha considerado que es necesario "poner en valor" lo que "se hace bien". "En Castilla y León creamos empleo mejor que nadie", ha señalado.

 

Todo lo contrario ha conseguido hasta ahora Mañueco con las apuestas que, como alcalde, ha hecho por el empleo. Se centran en el desarrollo de un programa como Millenials. El programa, la gran apuesta del empleo juvenil de Mañueco, costó 2 millones de euros, de los cuales 1,8 llegan de fondos europeos. Debía haber dado su primera oportunidad a 500 jóvenes que recibirían formación para después trabajar durante al menos seis meses contratados por una empresa. Sin embargo, ha fracasado en cuanto a número de inscritos. Las 500 primeras oportunidades prometidas por Fernández Mañueco se han traducido en 143 cursos de formación y 79 contratos, a pesar de los reiterados intentos.

 

El reiterado fracaso del Ayuntamiento de Salamanca con el programa Millenials tiene una abultada traducción en euros. En concreto, la cifra alcanza 1.355.000 euros, que es el dinero que se pierde de los fondos previstos en este plan. Es lo que va a dejar de percibirse en ayudas a la contratación, a razón de 5.000 euros por cada uno de los contratos previstos y que no se van a hacer.