Mario Vaquerizo: "El dolor hace que cambies tu forma de ser... pero hay huracán Vaquerizo para rato"

Mario Vaquerizo en Fitur

 Mario Vaquerizo ha retomado su agenda de actos en Fitur. El integrante de Nancys Rubias ha querido prestar su imagen a la provincia de Almería en esta Feria del Turismo donde ha hablado claro de lo mal lo que ha pasado esta Navidad.

"Estoy bien, si no fuera por los nervios, mira que me han pedido tranquilidad. A ver, también quiero tranquilizaros a vosotros. Yo creo que las playas de Almería me han dado mucha paz. El estar aquí con vosotros también me va a dar mucha paz. No me pasa absolutamente nada grave, si es cierto que por primera vez he asistido a una crisis de dolor muy agudo por la que yo no había pasado".

Y es que Mario asegura que nunca se había enfrentado a algo parecido: "Cuando se trata de una persona, como es mi caso, una persona muy vital, muy alegre, pues el dolor te palia mucho y te hace que cambies tu forma de ser, que es lo que me ha pasado a mi. Yo tengo unas hernias, estas no me están afectando a la médula, que sería doloroso, pero sí que es cierto que una de ellas me ha afectado al nervio y me ha movilizado un poquito el brazo izquierdo, que además soy zurdo, entonces estoy como las locas sin poder moverme, y más como yo, que estoy como Chiquito, pero más todavía".

MARIO VAQUERIZO: "EL MEDICAMENTO YA LO HE DEJADO PORQUE ME APETECÍA ESTAR MEDICADO TODO EL RATO"

Además, ha querido tranquilizar a todos sus fans: "Es un episodio que va a ser así, que sí es cierto que existe un cierto indicio de artrosis degenerativa, pero con ejercicio sobre todo, está muy bien. Yo estoy acostumbrado también a hacer un tipo de deporte más agresivo, de correr mucho, muy aeróbico, y ahora de momento los médicos me han recomendado que no lo haga. El medicamento ya lo he dejado porque me apetecía estar medicado todo el rato, pero también es cierto que los antiinflamatorios y los relajantes musculares son necesarios en estos episodios de dolor tan agudo, pero ya está, aquí estoy, si a mí lo que me gusta es estar trabajar, reírme, y lo que me gusta es estar saltando, lo que pasa que bueno, por circunstancias de la vida ahora no puedo, pero vamos, que hay huracán Vaquerizo y para rato".

Con ganas de retomar su vida normal, Mario explicaba que esta dolencia no ha podido con él: "Yo estoy bien, y yo como me digo, soy una mariquita inquieta y conmigo no puede nadie y además, yo mismo lucho contra ese malestar, lo que pasa es que a veces hay que hacerle caso al cuerpo y ponerte en mano de los mejores profesionales y hacerles caso. Lo que ocurre es que bueno, sí es cierto que te replanteas muchas cosas también cuando pasas episodios de este tipo porque el dolor permanente, el dolor continuo, mina mucho a las personas. Te mina tu energía, te cambia el carácter, hace que no seas tú. Te vuelves un ser un poquito extraño. Yo me veía a mi mismo extraño. Han sido 25 días y me ha jodido mucho no poder pasar las Navidades en condiciones con mis familiares y mis amigos, pero el cuerpo es lo que mandaba. Afortunadamente ya estoy bien, poquito a poco, por eso estoy aquí, que sino, no podría estar, y quiero estar al 100%, poquito a poco, que tengo ganas de volver al gimnasio y volver a correr en mi cinta".