Martín Pozo deja la Diputación, vuelve a su trabajo y estará en la oposición en el Ayuntamiento de Zamora

Mayte Martín Pozo, candidata a alcaldesa de Zamora, con el resto de los integrantes de la lista del PP. Foto: F. Oliva

Martín Pozo: "Volveré a mi puesto de funcionaria y ejerceré la oposición en el Ayuntamiento de Zamora".

La presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín Pozo, ha confirmado este viernes que pedirá la reincorporación a su puesto de funcionaria en la delegación provincial de la Junta de Castilla y León y que será la portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Zamora a partir de este sábado. La responsable del PP ha realizado estas declaraciones, ante las preguntas de la prensa, tras la celebración del penúltimo Pleno del mandato en la institución provincial.

 

Martín Pozo ha señalado también que no optará a formar parte de la Diputación durante el mandato 2019-2023 y ha asegurado que siente un "respaldo" por parte de la dirección provincial, a pesar de que el pasado martes el presidente del PP de Zamora, José María Barrios, puso en cuestión la idoneidad de su elección como candidata al Ayuntamiento de Zamora, tras un resultado electoral que dejó a los populares en seis concejales y otorgó la mayoría absoluta a Izquierda Unida.

 

En ese sentido, la también secretaria general del Partido Popular de Zamora ha indicado que "no siempre es cuestión de fallar", sino que, a veces, "hay una persona que tiene una mejor valoración", en referencia al alcalde, Francisco Guarido. "Cuando las cosas van mal es problema de todos, porque el Partido Popular es uno", ha advertido Mayte Martín Pozo.

 

En cuanto al balance de su gestión durante estos cuatro años, Martín Pozo ha asegurado que el saldo "es positivo, aunque nunca se gobierna a gusto de todos". Según la responsable popular, la provincia "ha mejorado un poquito", y asuntos como los servicios sociales "han mejorado considerablemente".

 

La todavía presidenta de la Diputación ha reconocido que "Zamora tiene muchas necesidades y no se puede llegar a todo", y ha apuntado que el problema de la despoblación es común a muchos territorios: "Si hubiésemos tenido una varita mágica, lo habríamos arreglado", ha concluido Martín Pozo.