Martín Pozo pide aprovechar el AVE o la reserva de la biosfera para enfilar Zamora a la recuperación

La nueva presidenta de la Diputación de Zamora, Maite Martín Pozo, promete un un "Gobierno cercano y accesible" que resuelva "los problemas reales" de la sociedad, volcado en los desfavorecidos y pensando en cada habitante de la provincia.

Maite Martín Pozo ha sido proclamada este viernes presidenta de la Diputación Provincial de Zamora, tras recibir los votos de los 13 diputados del Partido Popular, en un pleno de investidura tras el que ha prometido trabajo en favor de los más desprotegidos y el aprovechamiento de las posibilidades que se abren en la provincia. El acto se ha celebrado en la iglesia de La Encarnación de la Diputación, que ha estado repleta de autoridades civiles y militares, que han  completado el aforo para un acto que se ha iniciado pasado el mediodía.

 

Tras la promesa o juramento de sus actas de los 25 diputados, se ha procedido a la votación de presidente, donde Martín Pozo ha obtenido, como estaba previsto, el respaldo de los 13 diputados del PP, mientras que los 8 socialistas han votado a su candidato, Antonio Plaza, tres diputados de IU a Laura Rivera, y Ciudadanos se ha abstenido. Aunque en el ambiente estaba todavía la sorpresa que el jueves supuso la investidura de como presidente de la Diputación de Ávila de un candidato del PP, pero que no era el que había propuesta el partido, aquí no hubo lugar a la duda.

 

Una vez proclamada presidenta, Martín Pozo ha realizado su primer discurso  en el que se ha comprometido a llevar a cabo un "Gobierno cercano y accesible" que resuelva "los problemas reales" de la sociedadAsimismo, ha confirmado su intención de estar "desde el primer día" junto a los más desprotegidos y ha pedido a todos los alcaldes que se involucren en el proyecto para que Zamora "siga la senda de la recuperación".

 

Martín Pozo ha destacado entre sus prioridades la "regeneración" de la vida pública, la administración de los fondos públicos "con total transparencia y austeridad", la concertación municipal "que garantizará el equilibrio provincial" y la "adecuada" prestación de los servicios en los ayuntamientos. "Mi deseo es abrir esta Diputación a todos para que, entre todos, miremos al futuro sin dogmatismo ni sectrarismo. Ningún alcalde de la provincia se encontrará cerrada la puerta de mi despacho ni de esta institución", aseguró. "Voy a centrarme en todos y cada uno de los 184.000 habitantes de esta provincia para encaminarla hacia el desarrollo, la prosperidad, la igualdad de oportunidades, el fomento del empleo y la prestación de un servicio público adaptado a las necesiades de los ciudadanos", ha dicho en su discurso.

 

Maite Martín Pozo ha puesto de manifiesto que se deben aprovechar las posibilidades que se abren en Zamora con la llegada del AVE o la declaración de Reserva de la Biosfera Meseta Ibérica, por lo que ha confirmado que el turismo debe ser un motor para la creación de empleo. Además ha destacado la importancia de potenciar los servicios sociales y ha reiterado que para ella "lo primero son las personas".

 

A partir de ahora comienza una nueva etapa en la Diputación Provincial aunque todavía no ha sabido anunciar quienes serán los responsables de cada área o los vicepresidentes. La presencia de pesos pesados del PP provincial como el concejal de la capital Aurelio Tomás o el exalcalde de Morales, José María Sánchez Barrios, hace imaginar por dónde van a ir los tiros.

Noticias relacionadas