Martín Pozo reconoce que la imputación de Prada genera una situación incómoda y no deseada

Miembros del PP provincial, entre ellos los parlamentarios, el presidente del partido y la presidenta de la Diputación, en un acto.

La presidenta de la Diputación, Mayte Martín Pozo, asegura que ha pedido el acta de diputado provincial a Ángel Prada tras su imputación, pero el diputado no la entrega y será no adscrito tras renunciar a todos sus cargos. La presidenta admite que no se le puede obligar.

La presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín Pozo, ha reconocido que ella misma solicitó a Ángel Prada, diputado del PP en la Institución provincial que renunciara a su acta de diputado, una situación que finalmente no se ha dado cuando él presentó la renuncia a todos los cargos y puestos de responsabilidad en la Diputación tras su imputación por un presunto delito de prevaricación.

 

La presidenta ha señalado que abandonar el acta de diputado "es una decisión personal y nadie le puede obligar a ello", por lo que se siente molesta con las insinuaciones de la oposición, concretamente del diputado socialista Antonio Plaza, al referirse a que el PP tendría que haber obligado a ello. "Que diga eso denota que tiene un gran desconocimiento de la normativa política", ha lamentado Martín Pozo. En este sentido, ha asegurado que si de ella dependiera esa renuncia "no se estaría hablando ya de este tema, porque lo habría solucionado hace tiempo", pero ha insistido que se trata de "una decisión personal y nadie puede obligarle a renunciar o a que cese". 

 

Así, ha reconocido que la situación en la que queda la Diputación "no es la deseada ni la más cómoda", ya que en este momento el Grupo Popular en la Diputación de Zamora se ha quedado sin la mayoría absoluta que ostentaba en la Institución, con 13 diputados.

 

 

BAJA DE MILITANCIA, PERO MANTIENE EL ACTA

 

Ángel Prada, imputado en un caso de prevaricación, ha solicitado la baja de militancia en el Partido Popular después de haber abandonado el Grupo Popular en la Diputación de Zamora. Así lo ha confirmado este martes a Europa Press, y ha asegurado que ha solicitado la baja de militancia en el partido, aunque mantendrá el escaño de diputado para pasar a formar parte del grupo no adscrito.   

 

El Juzgado de Puebla de Sanabria ha imputado a Prada por un  presunto delito de prevaricación administrativa después de que  permitiera que su hija ocupara el puesto de secretaria de los  ayuntamientos de Palacios y Rosinos de la Requejada, donde gobierna Prada,  cuando era personal laboral en Galende, algo incompatible.

Noticias relacionadas