Más de 20.000 conductores, cazados por exceso de velocidad en sólo una semana

La DGT denuncia a 20.823 conductores por exceso de velocidad durante la campaña especial de control. Siete de cada diez infracciones han sido en carreteras secundarias.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha denunciado a 20.823 conductores por exceso de velocidad en los 456.327 controles que ha realizado durante la semana del 16 al 22 de abril. Además, 18 de ellos pasarán a disposición judicial por exceder en más de 80 kilómetros la velocidad permitida de la vía por la que circulaban, lo que incurre en delito y, por tanto, contempla penas de prisión según estipula el Código Penal.

 

En autovías y autopistas, cuyo límite de velocidad está en 120 kilómetros por hora, se han realizado 127.644 controles, en los que 5.757 conductores (5,8%) han sido denunciados por sobrepasar la velocidad máxima permitida.

 

 

No obstante, debido al alto porcentaje de accidentes que se producen en las carreteras convencionales (las que disponen de un solo carril en cada sentido), se han reforzado los controles en este tipo de vía tanto con radares estáticos como dinámicos. Así, se han realizado en este tipo de vías 328.683 controles, casi el triple que en vías de alta capacidad, donde han sido denunciados 15.066 conductores (4,6%). El 72% de las infracciones se han detectado en vías convencionales y travesías.

 

A estos resultados hay que sumar los controles que las distintas policías autonómicas y locales han realizado en su ámbito de competencia.

 

 

PRISIÓN DE 3 A 6 MESES POR EXCEDERSE EN MÁS DE 80 KM/H

 

Según recuerda Tráfico, la Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de la Circulación fija la normativa aplicable a los límites genéricos y específicos de velocidad, velocidad en adelantamiento y distancias entre vehículos. El incumplimiento de estas normas está tipificado como infracción grave o muy grave, sancionadas con multas de entre 100 a 600 euros y con la retirada de entre 2 y 6 puntos de carné, dependiendo del exceso de velocidad cometido.

 

Sin embargo, según recoge el artículo 379 del Código Penal, "el que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en 60 kilómetros por hora en vía urbana o en 80 kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de 3 a 6 meses o a la de multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta 4 años".