Más de 200 terrazas tienen reservado en Zamora espacio en la vía pública

El Ayuntamiento aprueba el padrón de terrazas de verano, que se pueden instalar todo el año, salvo en el caso de los que ocupan la calzada, que es de 23 de abril a 15 de octubre.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado este martes el Padrón de Terrazas de verano integrado por un total de 205 establecimientos que tienen solicitada reserva de espacio en la vía pública. El periodo de pago se ha establecido entre el 2 de marzo y el 4 de mayo y las domiciliaciones se girarán a partir del 7 de abril. Según informó el portavoz, Francisco Javier González, de acuerdo con la nueva ordenanza municipal el padrón tiene carácter permanente mientras no se solicite expresamente la exclusión, por lo que ya no es necesario que los titulares realicen cada año una nueva solicitud.

 

De esta manera podrán instalarse terrazas a lo largo de todo el año, excepto para los establecimientos que utilizan espacios de la calzada para su asentamiento, en cuyo caso el periodo de instalación se limita entre el 23 de abril y el 15 de octubre. Esta decisión se tomó el año pasado para que los empresarios que disponen de ellas puedan aprovechar al máximo las fechas turísticas, aunque los bares con terrazas en la calzada no podrán ponerlas en Semana Santa.

 

La Junta de Gobierno tomó conocimiento de la subcontratación en la ejecución parcial del contrato de servicios postales por parte de la empresa adjudicataria ZAYBE S.L. con la mercantil UNIPOST S.A. sin que dicha subcontrata exceda del 30 por ciento.

 

Igualmente se dio cuenta del ingreso de la última cuantía correspondiente a la subvención del Fondo Social Europeo al programa “Cauces para el Empleo” promovido por el Ayuntamiento en 2008 para la formación e integración laboral de personas pertenecientes a los colectivos más desfavorecidos. La aportación del FSE fue de 950.000 euros que han sido adelantados por el propio Ayuntamiento hasta su reintegro ahora, según manifestó el portavoz. A través del programa Cauces se impartieron un total de cuarenta cursos y actividades formativas de distintos perfiles profesionales, lo que permitió la participación de más de 400 personas que percibieron hasta un 75% del IPREM durante el periodo formativo y supuso la integración laboral posterior del 52 % de los participantes, como recordó Francisco Javier González.