Más de 2,1 millones de euros para dos nuevas depuradoras en Moraleja del Vino y Morales de Toro

La Junta aprueba una dotación para que Somacyl construya una depuradora de aguas residuales y un colector en Moraleja del Vino y Morales de Toro.

El Consejo de Gobierno ha autorizado la aportación de 3.034.614 euros a la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León, Somacyl, para financiar la construcción de una depuradora de aguas residuales y un colector en cada uno de los siguientes municipios: Moraleja del Vino (1.328.517,30 euros) y Morales de Toro (800.156,81 euros), en Zamora; Lanzahita, Pedro Bernardo, Gavilanes y Mijares, en Ávila; y Rueda, en Valladolid. La inversión total asciende a 10,4 millones de euros y la financiación corre a cargo de la Junta de Castilla y León, los ayuntamientos respectivos y de los fondos FEDER.

 

Las actuaciones se enmarcan en el Plan Nacional de Calidad de las Aguas 2007-2015, garantizándose así el cumplimiento de los objetivos de calidad que marca la normativa europea. Con fecha 1 de octubre de 2014 la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y Somacyl suscribieron un Protocolo como marco de actuación para articular las actuaciones en materia de abastecimiento y saneamiento de aguas a financiar con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco del Programa Operativo 2014-2020.

 

Dicho protocolo recoge los porcentajes de financiación para la ejecución de las actuaciones de depuración (50 % Fondos FEDER; 30 % Junta de Castilla y León y 20 % entidades locales).

 

La aportación aprobada por el Consejo de Gobierno contempla la construcción de una depuradora de aguas residuales en cada uno de los municipios y la ejecución de un colector para llevar los vertidos desde el municipio hasta las instalaciones de depuración.

 

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente invirtió en el último ejercicio 25,32 millones de euros en las infraestructuras vinculadas al ciclo del agua en la Comunidad, de los que 18,67 millones de euros fueron destinados a saneamiento y depuración de los municipios de más de 2.000 habitantes equivalentes de Castilla y León, y el resto, 6,6 millones de euros, a materia de abastecimiento.