Más de 2,2 millones de euros para prevenir incendios en la comarca de Sanabria

La Junta anuncia 509.000 euros más para actuacione en Rosinos y Muelas de los Caballeros que se suman a los 1,7 millones aprobados hace unos meses para la comarca más propensa a los incendios.

La Junta de Castilla y León, a través de la Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, ha publicado este viernes en el Boletín Oficial de Castilla y León la adjudicación de dos contratos para la realización de tratamientos silvícolas en la provincia de Zamora sobre una superficie de 444,29 hectáreas con una inversión total de 509.505 euros.

 

Estos trabajos preventivos de incendios forestales, según ha informado la Delegación Territorial en una nota de prensa, se llevarán a cabo en las comarcas de Baja Sanabria y Carballeda. Concretamente, en el término municipal de Rosinos de la Requejada se han adjudicado 257.691 euros para actuar sobre 309,29 hectáreas, mientras que el otro contrato está destinado a los términos municipales de Muelas de los Caballeros y Espadañedo, en los que se van a invertir 251.814 euros para desarrollar trabajos de prevención de incendios en una superficie de 135 hectáreas.

 

Se trata de actuaciones en materia de prevención de incendios forestales en la provincia de Zamora que contribuyen a disminuir el riesgo de incendio a través de desbroces, podas y clareos estabilizando las masas forestales y propiciando su conservación.

 

Además, el pasado mes de abril, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente sacó a licitación tres contratos para la realización de tratamientos silvícolas preventivos de incendios forestales que conllevan un presupuesto total de 1.771.941 euros y afectan a una superficie total de 915,87 hectáreas en las zonas de Alta Sanabria y Villardeciervos. Los tratamientos silvícolas permiten conservar y recuperar el patrimonio y los recursos naturales, fomentar la actividad en los montes, lograr la mejora de la calidad ambiental, incrementar la biodiversidad y reducir la pérdida de suelo por erosión.