Más de 5.000 parados de larga duración ya no tienen derecho a cobrar el paro

Un total de 5.054 parados zamoranos que llevan sin trabajo más de un año ya no cobran prestación de desempleo. Más de 10.000 de los 18.000 parados registrados no tienen prestación: la tasa de cobertura ha pasado del 65 al 49,4% en cuatro años.

La mejoría de los datos del paro se resiste en Zamora, aunque poco a poco se va haciendo camino. Después de varios meses de aumentos, el dato de febrero (conocido esta semana) ha sido positivo, aunque por unas decenas de desempleados. Y la provincia todavía vive de los réditos de una primera parte de 2014 muy positiva y que es lo único que permite que, a día de hoy, haya 1.300 parados menos que hace un año. Sin embargo, hay una realidad muy dura que se resiste: la de los parados de larga duración y el hecho de que muchos ya no cobran desempleo.

 

Según los datos publicados esta semana en una respuesta parlamentaria, al finalizar 2014 más de 5.000 parados zamoranos de larga duración ya no tenían derecho a prestación por desempleo. En concreto, 5.054 zamoranos inscritos como demandantes de empleo y que no trabajan desde hace un año o más ya no tenían derecho a percibir prestación o subsidio alguno.

 

De ellos los más afectados son, por un lado, los mayores de 55 años, que tienen una difícil reinserción en el mercado laboral. Especial es el caso de las mujeres, con más de 1.800 paradas de larga duración sin prestación, un colectivo que corresponde con muchas madres de familia inscritas para ayudar en el hogar ante el aumento del paro. Y por otro están los jóvenes que no han podido entrar en el mercado laboral o que lo han hecho con experiencias cortas. Los hombres entre 25 y 34 años y las mujeres de 16 a 34 años son los colectivos más numerosos de parados de larga duración sin prestación, ya que muchos han trabajado poco o nada y no han podido acumular derecho.

 

Esta situación es el reflejo de la paulatina reducción de la tasa de cobertura, un problema muy acentuado en Zamora. Se trata del número de personas que, estando en situación de paro e inscritos como tal en las oficinas del Ecyl, no tienen derecho ni a prestación ni a subsidio. En Zamora, de los 18.135 parados actuales (dato de febrero), sólo 8.320 están percibiendo prestaciones; es decir, que casi 10.000 están desasistidos en este sentido.

 

La tasa de cobertura ha ido cayendo en la provincia en los últimos años de manera alarmante al ir agotando los parados su derecho a prestación sin encontrar otro empleo que le permitiera salir del paro y/o acumular más meses de derecho si se iba de nuevo al desempleo. Así, en diciembre de 2011 la tasa de cobertura era del 64,9%, es decir, dos de cada tres parados zamoranos tenía prestación; en diciembre de 2014 solo eran el 49,4%, menos de la mitad, situación en la que pasó casi todo el año pasado.