Más de 800.000 euros para mejorar los caminos en Viñas de Alista y Sobradillo

(Foto: Chema Díez)

3,3 millones para obras de infraestructura rural que mejorarán explicaciones de 1.428 agricultores. En Zamora, 3.100 hectáreas de concentración parcelaria que afectan a 679 propietarios.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves una inversión de 3,3 millones de euros para la realización de obras de infraestructura rural en cinco zonas de concentración parcelaria de las provincias de León, Salamanca y Zamora que mejorarán las explotaciones de 1.428 agricultores.

 

En la provincia de Zamora se han aprobado dos intervenciones en las zonas de Sobradillo de Palomares y Viñas de Aliste por 834.137 euros que abarcan 3.137 hectáreas de concentración parcelaria de las que se beneficiarán 679 propietarios. En el caso concreto de las obras de infraestructura rural en Sobradillo de Palomares, anejo del municipio de Pereruela, suponen una inversión de 504.228 euros destinados a desarrollar una red de caminos de 48,42 kilómetros de longitud y llevar a cabo medidas ambientales como la naturalización y regeneración de canteras.

 

Además, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha presentado para su aprobación la realización de 71,79 kilómetros de caminos en la zona de concentración parcelaria de Viñas de Aliste, en Zamora. El importe destinado a estas obras, que deberá realizarse en un periodo de seis meses desde su adjudicación, es de 329.909 euros.

 

En concreto y según ha detallado la portavoz y consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, en la provincia de Salamanca se van a mejorar las infraestructuras rurales de la zona de Villasbuenas donde se invertirán 1.423.714 euros para la concentración de 2.479 hectáreas que beneficiará a 278 agricultores.

 

Esta partida va a servir para la construcción de una red de caminos de 56,94 kilómetros, la recuperación de 1,5 hectáreas de terrenos de canteras, la plantación de 850 árboles en los bordes de los caminos, el chapado con piedra natural de los paramentos y embocaduras de obras de fábrica y la protección de los taludes y restauración de roderas mediante el extendido de una capa de tierra vegetal.

 

En el caso de la provincia de León se destinarán 1.119.445 euros para dos concentraciones parcelarias en las zonas de La Majúa y de Cacabelos que abarcan 728 hectáreas y beneficiarán a 471 propietarios. Las obras para desarrollar las infraestructuras rurales en la zona de La Majúa, anejo del municipio leonés de San Emiliano, van a contar con una dotación de 672.941 euros, una inversión que servirá para construir una red de caminos de 27,1 kilómetros, una red de desagües de 2,48 kilómetros y la construcción de 14,6 kilómetros de red de riego. Además se restaurarán las canteras y plantaciones.

 

Por su parte, la intervención en la zona de concentración parcelaria de Cacabelos contempla una inversión de 446.504 euros para realizar en un plazo de nueve meses desde la concesión un total de 18,38 kilómetros de caminos y 0,6 kilómetros de red desagües. Además, se acondicionarán las zonas vertedero mediante el tapado de los tocones.