Más de mil viajeros, afectados en Zamora por las últimas averías de la alta velocidad ferroviaria

Alvia S-730 en la estación de Zamora. Foto: F. Oliva

El PSOE considera inadmisible que las averías sean constantes y cifra en 1.049 los viajeros afectados desde diciembre.

Tras casi tres meses, el Ministerio reconoce  la concurrencia de averías en Zamora  a petición de Rominguera, y solicita revisar  los trenes de la serie S-730 a su paso por el cambiador de Zamora. Después de la avería sufrida el pasado 4 de enero  en Zamora por el tren que cubre la ruta Madrid–Pontevedra, la diputada socialista Mar Rominguera formuló al Ministerio de Fomento una serie de preguntas a fin de conocer asuntos como pasajeros afectados, medidas tomadas por el Gobierno, coste de las averías y causas por la que suelen ser frecuentes en Zamora. 

 

A juicio de la Diputada, es inadmisible que sean tan constantes estas averías, reclama mayor efectividad y a la espera de conocer el informe solicitado sobre la diagnosis de estos trenes a su paso por el cambiador zamorano. El número total de viajeros afectados, desde diciembre 2016 hasta el 4 de enero 2017, es de 1.049.

 

 

El Gobierno  explica a la diputada zamorana que se han producido dos incidencias por averías en los cerrojos de enclavamiento del tren (sistema de cambio de ancho del tren), una de ellas imputable al material y otra consecuencia del arrollamiento de un animal, y tres incidencias más por avería en el sistema de tracción del tren. Ante esto, se  ha solicitado al mantenedor de los trenes la revisión de la diagnosis de los vehículos de la serie S-730 al paso por dicho cambiador, por si hubiera alguna anomalía que se pudiera corregir o mejorar, requiriendo Rominguera  un informe para conocer dicha diagnosis y si efectivamente existe alguna anomalía, a fin de que se tomen medidas que eviten nuevas averías para proteger la seguridad de los viajeros.

 

Por la respuesta del Gobierno, sabemos que en la avería del pasado 4 de enero, fueron afectados 486 pasajeros, y las acciones que ante ello se llevaron  a cabo, fueron traslados de viajeros y transporte opcional. Concretamente, los pasajeros del Alvia 4275 Madrid-Pontevedra fueron trasladados de nuevo a la estación de Zamora en el tren 4064, procedente de Ferrol donde pudieron realizar el trasbordo al tren Alvia 4095 procedente de Madrid destino a Ferrol. En Ourense, los viajeros con destino a Guillarey, Redondela, Vigo-Guixar y Pontevedra fueron trasladados a sus destinos por carretera (autobús). Los viajeros que tenían que enlazar en Santiago para Vilagarcía de Arousa, continuaron hasta Santiago, tomando allí un tren Media Distancia.

 

Por otra parte, los viajeros que en Ourense tenían que haber enlazado con el Media Distancia 12695 (Ourense-Lugo), llegaron también a sus destinos por carretera (taxi) y los que tenían que haber enlazado en Ourense con el Avant 9520 (Ourense-Coruña), permanecieron en el Alvia 4095 con destino a Ferrol. 

 

El importe derivado por trasbordos en autobuses y taxi, asciende a aproximadamente 1.600 euros. El gasto proveniente de la indemnización por el retraso a la llegada de los trenes 4275, 4064 y 4095 no se puede dar por cerrado aún, teniendo en cuenta que los clientes cuentan con tres meses para reclamar. A día 2 de febrero de 2017, se han llevado a cabo 222 operaciones entre los tres trenes, con un importe total de 6.383,2 euros.