Cyl dots mini

Más de un centenar de conductores, cazados por el 'Pegasus' de la DGT en las carreteras de Zamora

El helicóptero de Tráfico caza a más de cien conductores en las carreteras zamoranas, fundamentalmente, en las autovías A-11, A-62 y A-6.

El helicóptero de la DGT que tiene el encargo de peinar las carreteras de Castilla y León ha cazado a más de 1.100 conductores según datos de Tráfico, de los cuales algo más de un centenar han sido sorprendidos por el 'Pegasus' en las carreteras zamoranas durante el año pasado. Unas cifras muy a tener en cuenta justo ahora que llega una de las épocas con más desplazamientos por carretera y que la DGT ha puesto especial interés en vigilar desde el cielo lo que pasa en las grandes autovías y autopistas.

 

En el caso de Zamora, el hecho de que la atraviesen varias de las grandes vías de comunicación la convierte en una habitual de los vuelos del 'Pegasus'. No en vano, son varias las ocasiones en las que Tráfico ha sorprendido a vehículos a más de 200 km/hora. Según los datos facilitados por Tráfico, son más de 110 los conductores que han sido sorprendidos por el helicóptero de la DGT en un exceso de velocidad o por otros motivos en la provincia de Zamora

 

Aunque Tráfico ha centrado muchos de sus esfuerzos en vigilar con controles las carreteras secundarias, donde se produce el 75% de los accidentes que se registran en Zamora, el helicóptero se usa fundamentalmente para controlar las vías de gran capacidad. Así, son la A-11, la A-6 y la A-62 las carreteras que, con trayecto por la provincia, acumulan más multas de los helicópteros: más de 240 cayeron el año pasado 'del cielo' a conductores que circulaban por estas autovías.

 

 

HASTA 330 KM/H DESDE 360 METROS DE ALTURA

 

La DGT tiene adjudicado un 'Pegasus' a cada uno de sus centros de control. El que vigila las carreteras de Castilla y León fue estrenado en mayo de 2014. Este radar está dotado de un mecanismo y un software incluido en la cámara de vigilancia que llevan los helicópteros de Tráfico, de modo que capta la velocidad de los vehículos, además de poder detectar otras infracciones desde el aire.

 

Los radares Pegasus constan de dos cámaras, una panorámica que facilita el seguimiento y captación de la velocidad y otra de detalle que tiene un objetivo que permite leer la matrícula del vehículo llegando incluso a poder detectar velocidades de hasta 360 km/h. Este tipo de radares resultan operativos incluso a 300 metros de altura y a una distancia en línea recta con el vehículo controlado de un kilómetro tal y como se ha podido comprobar en las imágenes que periódicamente facilitamos a los medios.