Más de un centenar de detenidos en París en las protestas de los 'chalecos amarillos'

Chalecos amarillos

El primer ministro francés, Édouard Philippe, ha informado de que hasta 180 personas han sido detenidas durante los disturbios por la nueva manifestación de los conocidos como "chalecos amarillos" en la zona de los Campos Elíseos.
 

Además, Philippe ha cifrado en 5.500 los participantes en esta concentración en París y ha estimado en 36.000 los que se han movilizado en toda Francia, según recoge la prensa francesa. También hay más de medio centenar de heridos. 

 

La Policía ha empleado gases lacrimógenos y pelotas de goma contra los manifestantes en los Campos Elíseos, pero también hay noticia de disturbios en la avenida del Gran Ejército, más allá del Arco del Triunfo.

 

La violencia parece haber disminuido en las últimas horas pero el secretario general del sindicato Policía Alternativa, Denis Jacob, ha confesado a Reuters su temor de que "dado el elevado nivel de seguridad", los "matones acaben desplazándose a otro lugar".

 

Los manifestantes, como sucedió la semana pasada, acabaron convergiendo bajo el Arco del Triunfo al grito de "¡Macron dimisión!", antes de que la Policía usara gases lacrimógenos y cañones de agua.

 

¿QUÉ SON LOS 'CHALECOS AMARILLOS' Y POR QUÉ PROTESTAN?

 

 

El movimiento de los 'chalecos amarillos' protagonizó el 17 de septiembre su primera gran movilización y el pasado sábado volvió a colapsar París para protestar contra la subida de los impuestos --y por extensión de los precios-- de los combustibles. Macron ha tachado de "inaceptables" los incidentes violentos, un día después de que el Gobierno hablase incluso de "escenas de guerra".

 

Respaldado principalmente por la gente que vive en la periferia, provincias o zonas rurales, se ha convertido en un movimiento más amplio contra la política tributaria del gobierno, que muchos consideran que favorece a los más ricos.

 

 

Además de protestar contra el alza de los carburantes, las reivindicaciones de los 'chalecos amarillos' son diversas. Algunos reclaman que se restablezca un impuesto a los más ricos, otros, medidas para aumentar el poder adquisitivo y los más radicales piden la renuncia de Macron