Medio millón de euros para arreglar las goteras de un monasterio zamorano con más de mil año de historia

Monasterio de Santa María en San Martín de Castañeda.

La Junta destina 476.000 euros para rehabilitar las cubiertas de la iglesia del Monasterio de Santa María, en San Martín (Zamora).

El Consejo de Gobierno de la Junta, en su reunión de este jueves, ha aprobado un gasto de 476.580 euros a la Consejería de Cultura y Turismo para la contratación de las obras de rehabilitación de las cubiertas de la iglesia del Monasterio de Santa María, en la localidad zamorana de San Martín de Castañeda, debido a las numerosas filtraciones que sufre y que son el origen del deterioro de la fachada.

 

Esta intervención está enmarcada dentro de las actuaciones que recoge el Plan de Intervención Románico Atlántico, un proyecto de cooperación transfronteriza cuyo objetivo es la conservación del patrimonio cultural y que incluye proyectos de restauración de templos románicos de las provincias españolas de Zamora y Salamanca.

 

El Monasterio de Santa María en San Martín de Castañeda, fue uno de los mayores complejos religiosos de la provincia de Zamora hasta el s. XIX. De origen desconocido, se sabe que fue reconstruido en el 921 por monjes mozárabes procedentes de Córdoba, conservándose el epígrafe fundacional.

 

Posteriormente, en el siglo XII, sería reformado por iniciativa de Alfonso VII que ha llegado hasta nuestros días, y a la que pertenece la iglesia, exceptuada la parte destruida en el siglo XIX. La iglesia es un edificio románico con grandes pilares cuadrados estructurado en tres naves. Fue objeto de una profunda restauración en la segunda mitad del siglo XX, en la que se modificó sustancialmente la configuración de sus cubiertas, así como su composición constructiva.

 

En la actualidad, la cubierta de las tres naves presenta numerosas filtraciones debido al mal estado de la cubrición de la pizarra, y de la capa de mortero que lo soporta, agravadas por la escasa ventilación del espacio bajo cubierta. Estas lesiones están presentes en la zona de la cubierta central, cubierta del transepto y en los encuentros de las cubiertas con los paramentos. Estas filtraciones son el origen de la aparición de manchas y colonizaciones vegetales en las fachadas.

 

El objeto de la actuación es la recuperación de las condiciones de estanqueidad de las cubiertas del monumento, modificando su solución constructiva y aprovechando la instalación de los medios auxiliares por el exterior para realizar acciones de saneado de las fábricas en peor estado.

 

Aprovechando la oportunidad de la apertura de las cubiertas, se prevé la realización de un estudio arqueológico que documente la situación actual de las bóvedas y los paramentos ahora ocultos por los faldones.

 

Este proyecto de restauración forma parte del Plan de Intervención Románico Atlántico, un proyecto de cooperación transfronteriza para la conservación del patrimonio cultural, que incluye proyectos de restauración de templos románicos ubicados en las provincias españolas de Zamora y Salamanca y en las regiones portuguesas de Porto, Vila-Real y Bragança.

 

Se desarrolla en el marco del Convenio de colaboración establecido entre la Consejería de Cultura y Turismo, la Fundación Iberdrola España y los obispados de las Diócesis de Astorga, Ciudad Rodrigo, Salamanca y Zamora para promover la continuidad del desarrollo y ejecución del Plan Románico Atlántico en las provincias de Zamora y Salamanca.