Menos del 1% de los trabajadores abulenses afectados por un ERTE ha recibido sus prestaciones

Establecimientos hosteleros cerrados en la calle San Segundo.

El PP de Ávila señala que esta situación se debe a que el Gobierno utiliza procedimientos ordinarios para una situación extraordinaria.

El Partido Popular de Ávila ha puesto de manifiesto la triste realidad de los trabajadores abulenses afectados por los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que muchas empresas se han visto obligadas a tramitar desde que se declarara el estado de alarma por la emergencia sanitaria del nuevo coronavirus el pasado 14 de marzo. Una situación bien distinta a la que, según el secretario general del PSOE de Ávila, Jesús Caro, están atravesando los autónomos.

 

Los populares abulenses sitúan en menos del 1% el número de empleados por cuenta ajena que, en Ávila, han percibido del Gobierno las cantidades que les corresponden. Una enorme anomalía en la gestión debida a la ineficacia del Gobierno de España, que tramita con procedimientos ordinarios una situación extraordinaria. Para el presidente provincial del PP, Carlos García, esta situación demuestra que “una vez más, la imprevisión e incapacidad del Ejecutivo la acaban sufriendo los ciudadanos cuando más necesaria resulta la eficacia del Estado”.

 

De este modo, según datos recabados por el PP de Ávila, hasta el miércoles 22 de abril a las 14:00 horas se habían solicitado en la provincia 1.928 ERTEs que afectan a 7.474 trabajadores por cuenta ajena. De esos expedientes, a 18 de abril se habían tramitado 1.784 (el 94,44%), con un porcentaje favorable de aproximadamente el 80%. El otro 20% ha resultado desfavorables por diversas circunstancias, que van desde la mera anulación a la corrección de errores o duplicidades.

 

A la luz de estos datos, en la provincia abulense, a día de hoy, han cobrado prestaciones menos de 75 trabajadores, lo que a todas luces supone que miles de familias están viendo enormemente dañada su economía doméstica. Esta situación se debe a que el Gobierno no ha cumplido con las medidas de refuerzo del Servicio Público de Empleo y de la Seguridad Social que prometió la ministra de Trabajo ni se han adoptado medidas de contingencia que pudieran paliar la situación existente, con unos niveles de desarrollo del teletrabajo que han resultado claramente insuficientes en la Administración General del Estado.

 

Por esta razón, explica Carlos García, el PP insta al Gobierno a que “adopte las medidas organizativas y laborales que sean precisas para que con carácter transitorio, pero inmediato, se asignen a los Técnicos de la Administración General del Estado de otros servicios funciones de colaboración y tramitación de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo y Cese Voluntario de Actividad con el fin de agilizar su tramitación y garantizar los derechos de sus legítimos beneficiarios”.