Menos del 10% del área urbana de Zamora se puede considerar ruidosa

El Ayuntamiento de Zamora aprueba la revisión del mapa del ruido de la ciudad, con un 52% de su superficie considerada 'área de silencio'. Sólo 4.600 personas sufren niveles altos de ruido.

Zamora es una ciudad poco ruidosa y la mayor contaminación acústica la provocan los coches en las principales vías de acceso y las arterias interiores de la capital, según los datos del Mapa del Ruido, cuya revisión ha sido aprobada en la Junta de Gobierno Local. El mapa dibuja una ciudad poco ruidosa que tiene como único problema el ruido que genera el tráfico en las vías de acceso y las principales avenidas.

 

Según los datos facilitados por el concejal de Medio Ambiente, Romualdo Fernández, el 52,93 % de la población habita en la zona considerada como "área de silencio"; el 23,45 % en un área "levemente ruidosa"; el 16,25 % en el "área tolerablemente ruidosa"; el 7,12 % en la considerada "área ruidosa"; y solamente el 0,25 % en el área considerada "especialmente ruidosa". Según los datos del mapa, 4.600 zamoranos sufren niveles de ruido considerados altos, por encima de los 65 decibelios; y sólo 200 los sufren por encima de 70.

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 20% de los europeos están expuestos a niveles sonoros de más de 65 dBA durante el día y un 30% sufren niveles superiores a los 55 dBA durante la noche. Esos son los niveles que la organización considera soportables antes de que afecten a la salud.

 

Según el concejal estos datos son muy similares a los del anterior mapa del ruido, que data de 2012 por lo que la situación no ha cambiado sustancialmente. Una vez aprobado el nuevo documento se someterá a exposición pública por el periodo de un mes desde su publicación en el BoletínOficial de  la Provincia, en el que se podrán presentar las alegaciones y especificaciones técnicas que se consideren pertinentes; para remitirlo posteriormente a la Junta de Castilla y León, a la corresponde la aprobación definitiva.

 

En base a este nuevo Mapa el Ayuntamiento elaborará un Plan del Ruido con el propósito de conseguir una disminución de la contaminación acústica en aquellas zonas en las que los niveles son más elevados.