Menos viajeros pero más pernoctaciones en los hoteles zamoranos en febrero

Turistas en la plaza de la Catedral.

El número de turistas se redujo, pero el arranque de año todavía está por delante de los datos de 2014. Suben con furza las pernoctaciones. El grado de ocupación, un 20%, entre los más bajos de Castilla y León.

Los hoteles de Castilla y León computaron en el mes de febrero de 2015 un total de 374.905 pernoctaciones (un 12,65 por ciento más) con una estancia media de 1,65 días frente a los 2,94 de la media nacional, de las que 317.619 correspondieron a viajeros españoles y las 57.286 restantes fueron de viajeros extranjeros. Según los datos de la Encuesta de Ocupación en Establecimientos Hoteleros en febrero de 2015 hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), Castilla y León recibió en el citado mes 227.586 viajeros (un 7,25 por ciento más) de los que 195.052 eran residentes en España y 32.534 extranjeros.

 

El mayor grado de ocupación en febrero de 2015 se produjo en Palencia (2,07 días y 14.747 pernoctaciones), seguida de Soria (1,83 días y 17.831 pernoctaciones), Zamora (1,75 días y 18.153 pernoctaciones), Salamanca (1,71 días y 86.935 pernoctaciones), Valladolid (1,67 días y 63.649 pernoctaciones), León (1,66 días y 60.537 noches), Ávila (1,54 días y 27.184 noches), Burgos (1,53 días y 51.129 pernoctaciones) y Segovia (1,46 días y 34.739 pernoctaciones). El grado de ocupación de plazas en los establecimientos de Zamora fue de poco más del 20%, uno de los más bajos de la Comunidad, aunque en fin de semana asciende al 30%.

 

En la provincia de Zamora, el número de viajeros fue menor en febrero, pero aumentaron las pernoctaciones con respecto al dato de este mes de 2014.  De este modo, el volumen total de turistas y, especialmente, el de noches de hotel en establecimientos de la provincia están netamente por encima de los datos de comienzo del año pasado, un dato satisfactorio y que anima al sector ya que se espera que marzo y abril, por el efecto de la Semana Santa, sean buenos.

 

En Castilla y León había 1.196 establecimientos de estas características abiertos en el pasado mes con un número de plazas estimado de 54.837 y una capacidad de empleo de 5.833 trabajadores. El grado de ocupación por plazas en febrero fue del 24,28 por ciento (45,62 por ciento en España) mientras que el grado de ocupación de plazas por fin de semana se elevó al 38,40 por ciento (53,64 por ciento en España).

 

En concreto, Castilla y León ocupó el quinto puesto por la cola en el grado de ocupación por plazas en febrero y se aupó al puesto número seis como destino preferido de los españoles, con el 5,5 por ciento de la distribución de las pernoctaciones. El mayor número de establecimientos abiertos de este tipo correspondió a León (232 y 5.573 habitaciones), seguido de Salamanca (188 y 5.179), Burgos (178 y 4.602), Valladolid (122 y 4.168), Segovia (115 y 2.776), Soria (110 y 1.834), Ávila (97 y 2.377), Zamora (83 y 1.752) y Palencia (72 y 1.305).

 

 

PRECIOS HOTELEROS

 

Por otro lado, en Castilla y León los precios hoteleros subieron un 1,1 por ciento en febrero respecto al mismo mes del año anterior, frente a un 1,3 por ciento más para la media española. Así, el Índice de Precios Hoteleros (IPH) en Castilla y León se sitúa en un 87,2 mientras que en España este índice es del 88,7 por cientoPor su parte, la facturación media de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) en febrero fue de 50,3 euros (70,6 euros en el resto del país), un 0,1 por ciento más que en febrero de 2014 (-1,9 por ciento en España).

 

Mientras tanto, el ingreso por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanzó los 14,7 euros en Castilla y León (36,6 en España)  con una evolución interanual del 14,9 por ciento (2,1 por ciento más a nivel nacional).