Mercedes-Benz A45 AMG 4Matic: ¡Adictivo!

La versión más deportiva y poderosa del Case A, es un auténtico regalo para todos aquellos conductores que valoren las prestaciones y las sensaciones por encima de todo.

Debo reconocer que no esperaba que este Clase A fuera tan bueno. Desde luego, hacía mucho tiempo que no me subía a un coche tan rápido, eficaz y divertido como este pequeño misil alemán.

 

Ha sido un coche que me ha gustado tanto, que no sé muy bien por dónde empezar. Si comienzo por lo que muestra a primera vista, no es un coche que esconda sus intenciones. Sus llantas de 19 pulgadas, su enorme alerón posterior y los diferentes apéndices aerodinámicos, le dan el toque perfecto para decirnos a las claras que se trata de un coche de carreras matriculado para poder circular por nuestras carreteras.

 

En su interior también encontramos un ambiente muy deportivo. Además del acabado del salpicadero en fibra de carbono y de las inserciones plásticas de acabado metálico, encontramos unos asientos de tipo baquet que resultan muy confortables y sujetan muy bien el cuerpo cuando se acumulan las curvas.

 

El motor es sobresaliente. Se trata de un clásico 2.0 litros de cuatro cilindros animado por un turbocompresor para que pueda alcanzar los 381 CV de potencia máxima y un par motor de 475 Nm disponible entre las 2.250 y las 5.000 rpm. Con estas cifras, el A 45 AMG es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente).

 

Esta motorización, que impresiona por su respuesta y funcionamiento sobresaliente en todo su amplio margen de giro, está acompañado por un cambio automático de doble embrague y siete velocidades que funciona a las mil maravillas. Es muy rápido y se adapta a la perfección a esta mecánica. Tan solo nos hubiera gustado que reaccionara algo más rápido en las reducciones para encontrarnos con la perfección más absoluta.

 

El tren de rodaje es de lo mejor, por no decir lo mejor, que he probado hasta el momento en un coche de esta categoría y tamaño. La tracción integral es una gran aliada para descubrir un nivel de seguridad al volante que está muy por encima de todos los modelos equivalentes. El trabajo de la suspensión y de la dirección, permite que nos encontremos con un coche precios y muy rápido a la hora de cambiar de dirección.

 

Su equipamiento es muy completo. Además de todo lo comentado con anterioridad, el A 45 AMG nos ofrece una pantalla multimedia de 8 pulgadas, un equipo de sonido firmado por el especialista Harman Kardon, climatizador, techo panorámico y tapicería de piel. Su precio de partida es de 57.550 euros, que justifica sin miramientos todo lo que puede llegar a ofrecer este modelo.

Noticias relacionadas