Modernizar la oferta de titulaciones y renovar generacionalmente al PDI, medidas estratégicas de la USAL para el periodo 2020-2023

Claustro de la Universidad de Salamanca

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, ha presentado al Claustro las principales medidas y ejes del nuevo plan estratégico para el periodo 2020-2023

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, ha presentado al Claustro Académico las líneas generales que definirán el Plan Estratégico General de la Universidad de Salamanca 2020-2023, cuya presentación definitiva al máximo órgano de representación universitaria tendrá lugar el próximo curso antes de su aprobación por el Consejo Social.

 

Esta nueva propuesta, que tendrá a la comunidad universitaria en el centro de la planificación estratégica, se sustentará en cinco ejes principales entre los que están una oferta académica "amplia y actualizada", una docencia de calidad; investigación, transferencia e innovación para un desarrollo sostenible; promoción de los derechos de la comunidad universitaria para prestar un mejor servicio público; una buena administración basada en la transformación digital y la participación social; y "una universidad global comprometida con el progreso del entorno y la empleabilidad".

 

Por otra parte, según ha explicado Rivero a los miembros del Claustro, este nuevo plan estratégico de la institución académica tiene como objetivo lograr el "crecimiento de la Universidad de Salamanca", para lo que llevará a cabo actuaciones como reforzar la plantilla del PAS, renovar generacionalmente la plantilla de PDI a través de la captación y retención del talento, ampliar la oferta académica de grado y máster para adaptarla a las demandas de la sociedad, potenciar la oferta virtual y semipresencial y aumentar la internacionalización de títulos y las dobles titulaciones de grado y máster, además del refuerzo de los programas propios de investigación.

 

"La puesta en marcha de este nuevo plan estratégico durante los próximos cuatros años pretenden fortalecer el prestigio de la Universidad de Salamanca como universidad pública, además de convertir al Estudio salmantino en un referente nacional e internacional de las mejores prácticas de gestión, docencia e investigación. Asimismo, entre sus objetivos principales figuran la recuperación de los mejores indicadores cuantitativos de referencia en estudiantes, PAS y PDI, así como su integración plena con la sociedad, realizando nuestra misión de servicio público”, subrayó Rivero.

 

Un nuevo plan estratégico que, además, ha identificado como amenzas las jubilaciones de los miembros del PDI, el contexto demográfico del entorno, en el que cada vez hay menos alumnos que se presentan a la EBAU, la infrafinanciación de la USAL y la proliferación de universidades privadas.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: