Multitudinaria concentración de pensionistas en Zamora por unas pensiones dignas

Más de 4.500 personas se manifiestan en Zamora secundando la convocatoria de los sindicatos en defensa de una mejora de las pensiones.

En Zamora, más de 4.500 personas han salido a las calles de la capital de provincia para exigir al Gobierno unas pensiones justas. La protesta ha arrancado desde el parque de La Marina de la capital y ha recorrido el centro de la ciudad para finalizar frente a la Subdelegación del Gobierno, donde los responsables de Comisiones Obreras y Unión General de los Trabajadores han leído sendos manifiestos en defensa de los derechos de las personas mayores.

 

Representantes políticos del PSOE e IU en el Ayuntamiento de Zamora y la Diputación Provincial han secundado la movilización, aunque en un discreto segundo plano. Llamativa ha sido la falta de jóvenes en la comitiva, formada principalmente por pensionistas y trabajadores al borde de la jubilación.

 

Cerca de 35.000 personas han advertido en Castilla y León al Gobierno de que "tome nota", "escuche a la calles" y "dignifique" el Sistema Púlbico de Pensiones que han puesto en peligro con sus reformas, al tiempo que han incidido en que las mejoras deben ir más allá de subir las mínimas, las de viudedad o bajar impuestos a los que más pensión cobran, porque eso es "pan para hoy y hambre para mañana". 

 

Más de un centenar de manifestaciones ha recorrido toda España para exigir pensiones dignas y su revalorización conforme a la evolución del Índice de Precios de Consumo (IPC). Las manifestaciones están convocadas por diversas organizaciones y colectivos sociales.

 

Las manifestaciones de este sábado, en las que también han animado a participar las organizaciones de autónomos UPTA y Uatae y el sindicato de funcionarios CSIF, se celebran apenas unos días después de la comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso para realizar un debate monográfico sobre las pensiones.

 

En su intervención, Rajoy lanzó varios mensajes: subirá las pensiones mínimas y de viudedad si salen adelante los Presupuestos de 2018; no dará marcha atrás a las reformas realizadas en los últimos años, y no actualizará las pensiones en función del IPC porque esta fórmula ya no es adecuada y apenas subsiste en algún país europeo.