Nueva campaña de la DGT para vigilar alcohol y drogas al volante

Entre los días 9 y 15 de diciembre agentes de las policías trabajan en seguridad vial.

Entre los días 9 y 15 de diciembre agentes de las policías que trabajan en seguridad vial van a realizar una nueva campaña de vigilancia y control del consumo y alcohol y otras drogas en las carreteras de la Comunidad.

 

Estos controles se realizan en varias campañas a lo largo del año, pues se consideran uno de los factores que permite cambiar la actitud de la ciudadanía, en general, y de las personas que conducen vehículos, en particular de cara a "interiorizar que la conducción sólo puede afrontarse en las mejores condiciones con una tasa cero de alcohol o de otra droga".

 

En los controles realizados el año pasado en toda España se apreció que el porcentaje de positivos en vías urbanas era superior al de las vías interurbanas. Pero en ambos casos el porcentaje de positivos aumenta conforme lo hace la lesividad del accidente: un 14% de positivos en accidentes con personas ilesas y un 28% para siniestros con pérdida de vidas; en las vías interurbanas va del 4% de positivos entre conductores ilesos al 23% entre las personas fallecidas.

 

En cuanto a otras drogas de comercio ilegal, se disponen datos de pruebas practicadas al 68% de conductores y conductoras fallecidas, que dieron positivo en el 19% de los casos.

 

UNA DE CADA CUATRO MUERTES EN CARRETERA, RELACIONADA CON EL ALCOHOL

Una de cada cuatro muertes en carretera en Europa está relacionada con el alcohol, según datos del Observatorio Europeo para la Seguridad Vial (ERSO). Los efectos del alcohol, las drogas y determinados fármacos en la conducción están estudiados y se sabe que provoca un aumento en el tiempo de reacción, una infravaloración de la percepción de la velocidad y problemas de coordinación con tasas de 0,3 a 0,5 g/l; una peor percepción de la distancia, problemas de la visión, con tasas de 0,5 a 0,8; graves problemas de percepción, de atención y coordinación y aumento de la somnolencia, con tasas de 0,8 a 1,5; y a graves problemas de percepción, de atención, de control y coordinación, cuando la tasa se sitúa entre 1,5 y 2,5 gramos por litro. Además, dos de cada tres delitos cometidos contra la seguridad vial están relacionados de alguna forma con la ingesta del alcohol.