Nuevo centro de día privado para atender la dependencia en Zamora

Zamora capital cuenta con un nuevo Centro de Día, de carácter privado, que prestará una atención diurna a las personas mayores para cubrir sus necesidades. El colectivo de personas mayores de 65 años supone el 23% de la población de Castilla y León. 

El delegado territorial de la Junta en Zamora, Alberto Castro, ha inaugurado este lunes 'Armonía' y ha resaltado que se trata de una "apuesta de la iniciativa privada en la prestación de una atención sociosanitaria profesional y de calidad, que además es una oportunidad para generar empleo y crecimiento económico". El delegado también ha destacado que "Zamora, al igual que el resto de Castilla y León, lidera la gestión de las ayudas a la dependencia".

 

La provincia de Zamora cuenta con 8.304 personas dependientes, que acumulan un total de 9.394 prestaciones. Tres cuartas partes de las prestaciones se pagan por servicios recibidos, como Teleasistencia, ayuda a domicilio o vinculadas al servicio, mientras que las restantes son prestaciones por cuidados familiares.

 

La Junta de Castilla y León cuenta en la capital con los centros de día 'San Lázaro', 'Los Bloques' y 'Los Tres Árboles'. El Centro de Día 'San Lázaro' dispone de servicio de estancias diurnas y, además, la Junta tiene concertadas 53 plazas con otros siete centros residenciales privados de la provincia. Durante su comparecencia, Castro ha recordado que un 23 por ciento de la población de Castilla y León cuenta con más de 65 años, y de ella un tercio supera los 80 años.

 

En este sentido, desde la Junta creen que para cubrir las necesidades y demandas presentadas por este sector de la población e impulsar la accesibilidad a los servicios es necesaria la implicación de todas las entidades que trabajan en relación con el sector de personas mayores, profundizando en la coordinación interinstitucional y en la optimización y rentabilidad de los recursos.

 

Las estancias diurnas son un servicio de atención integral, de carácter social, que se presta durante una parte del día y va dirigido a garantizar la calidad de vida de las personas mayores, mantener el nivel de autonomía personal de los usuarios y promover su desarrollo cultural. El objetivo final es evitar, en la medida de lo posible, que las personas mayores tengan que abandonar su entorno social y familiar o, al menos, retrasar su atención institucionalizada, al mismo tiempo que sirve de apoyo a las familias y a sus cuidadores.