Nuevo movimiento estratégico de Globalia: los Hidalgo buscan una fusión hotelera

Pepe Hidalgo y Javier Hidalgo

Globalia estudia fusionar sus hoteles Be Live con la cadena BlueBay Hotels, de origen mallorquín.

La división hotelera del grupo Globalia, Be Live Hotels, y la cadena BlueBay Hotels estudian fusionar sus proyectos empresariales para crear una compañía líder en el sector con "fuerte vocación de expansión internacional", un proceso que está siendo acompañado por Ernst & Young y PwC. Según informan ambas compañías en un comunicado conjunto, el grupo resultante gestionaría un inventario de cerca de 100 hoteles y más de 21.000 habitaciones distribuidos en más de 15 países.

 

Así, la compañía tendría implantación en los primeros destinos vacacionales de España, República Dominicana o México además de en otros países como Cuba, Portugal, Marruecos o Colombia, entre otros.

 

BlueBay Hotels es una cadena hotelera internacional pero con origen en Mallorca, y de hecho era una marca vinculada al grupo Marsans. Se compone en la actualidad de 62 hoteles en 42 destinos diferentes en 16 países, con cinco marcas diferentes.

 

Este movimiento se suma a los iniciados en los últimos meses por parte de la familia Hidalgo, dueños de Globalia, para vender Air Europa, fusionar sus agencias de viajes y, ahora, buscar una fusión de sus hoteles. Las tres operaciones forman parte de la decisión de la familia salmantina de revisar sus posiciones en el negocio turístico. La venta de Air Europa a Iberia sigue en marcha, aunque será difícil que se paguen los mil millones de euros pactados a finales de 2019; la unión con Barceló para fusionar agencias de viaje está parada; y ahora se inicia la fusión hotelera para la que Globalia llevaba un tiempo buscando socio.