Obras a coste cero y prioridad para los municipios pequeños en el nuevo plan de la Diputación

La Diputación de Zamora anuncia que el nuevo plan de obras municipales 2018-2019 afrontará primero las actuaciones en los municipios más pequeños y rebaja lo que aportarán los ayuntamientos, que no pagarán nada en el caso de servicios básicos.

La Diputación ha informado este martes a los alcaldes de los municipios de la provincia de la convocatoria de los Planes Municipales de Obras para las anualidades 2018-19 que plantean dos novedades esenciales respecto a la convocatoria bienal anterior. El vicepresidente primero y diputado de Obras, Juan Dúo, explicó que en esta nueva convocatoria se va a invertir el orden de realización de las obras, comenzando por las solicitadas por los municipios más pequeños y dejando para 2019 las de los municipios con mayor población, orden que fue justamente inverso en la convocatoria de 2016-17.

 

Pero la novedad más destacada es la modificación en las aportaciones que deberán realizar los propios ayuntamientos que pasan a ser de aportación cero en las obras de equipamiento e infraestructuras de servicios básicos (las financiará la Diputación íntegramente) y del 20 por ciento en aquellas obras de equipamientos o instalaciones de carácter social y cultural, mientras que el resto de obras (las de ornato u ocio como parques, piscinas...) pasarán a tener una aportación municipal del 30 por ciento frente al 40 por ciento de años anteriores que desaparece en la convocatoria de 2018-19.