Once empresas presentan ofertas para quedarse con el contrato de la 'zona azul' de Zamora

La mesa de contratación procede a la apertura de la oferta económica de las once empresas que concurren al contrato de la ORA: es el primer paso para resolver un conflicto que dura casi 15 años. La adjudicación del contrato, de 5 millones de euros y diez años, se puede adjudicar en mayo.

La Mesa de Contratación del Ayuntamiento de Zamora ha procedido este jueves a la apertura del denominado "Sobre B" correspondiente a la oferta económica que presentan las empresas que concurren a la licitación del contrato de "Concesión de Servicios para la Gestión y Explotación del Estacionamiento Regulado de Vehículos (ORA)" al que se han presentado un total de once ofertas.

 

Este es un nuevo intento de desbloquear el asunto de la zona azul, la grúa y los párking, un contrato que no hace más que dar dolores de cabeza a todos los equipos de Gobierno que se han sucedido desde que estalló el caso. El contrato de gestión de la ORA, el aparcamiento de pago en las calles de Zamora, lleva cerca de una década equistado. Un problema, además, de muchos millones de euros que no termina de ver la luz y que, además, supone cargar con un servicio obsoleto que hace muchos años está en el debe de las diferentes corporaciones del consistorio zamorano.

 

La mesa, que ha estado presidida por el concejal de Hacienda, Miguel Angel Viñas, se ha reunido en sesión abierta celebrada en la sala de comisiones del Ayuntamiento, por lo que ha contado con la presencia de los representantes de las empresas que concurren a la licitación, prácticamente la mitad de las mismas a título propio y el resto en unión temporal de empresas.

 

Una vez conocida la propuesta económica los servicios técnicos municipales elaborarán los consiguientes informes, con la valoración de cada una de las ofertas y la correspondiente propuesta de adjudicación, lo que podría producirse en el pleno del próximo mes de mayo. El presupuesto de licitación del contrato supera los cinco millones de euros para un periodo de concesión de diez años.

 

 

UN PROBLEMA INTERMINABLE

 

Este contrato que está en duda casi desde que se firmó, en 1999, y que lleva anulado desde 2006. Es decir, que el tiquet de la zona azul es un servicio que se paga sin que haya un contrato de por medio desde hace una década, y lo mismo pasa con la grúa y los parking. La justicia lo declaró nulo porque no había un anteproyecto. A ello hay que sumar la sentencia de junio de 2015, pocos días después de la entrada del nuevo equipo de Gobierno, que obliga al Ayuntamiento a licitar de inmediato el contrato y a indemnizar con 20 millones de euros a la empresa.

 

Esto ha tenido un importante efecto económico. Desde 2006, la empresa concesionaria no ha abonado el canon fijado en el contrato que, según la justicia, nunca existió y que ronda los 120.000 euros: 1,2 millones de euros hasta ahora. A ello hay que sumar lo que la empresa exija al Ayuntamiento por el coste de la obra del parking de San Martín y los derechos de explotación de 35 años acordados en su día. Eso llegó a calcularse en 4,5 millones en contra de las arcas municipales, aunque la empresa se descolgó con una indemnización de 20 millones.

 

Y a todo esto, el servicio no se presta adecuadamente. Para empezar, y dado que no hay contrato, hay dudas sobre si las multas por no pagar el tiquet son legales. Los aparatos para abonar la zona azul están obsoletos y no ofrecen las prestaciones habituales en otras ciudades, como el pago a través de móvil. Y también están obsoletas las tarifas, que son las más baratas de Castilla y León porque no se revisan desde hace años. Lo primero que habrá que hacer es actualizarlas, lo que se hará de forma progresiva.

 

Una vez se licite el nuevo contrato, la previsión es que el tramo de media hora ascienda de los 0,15 euros hasta los 0,20 euros; a partir de 2018, habrá que pagar 0,35 euros por media hora, el de una hora de 0,70 euros, por dos horas 1,40 euros y por las tres horas máximas permitidas 2,10 euros. Eso sí, seguirán siendo de las más baratas de la Comunidad. El nuevo pliego, ahora anulado, establecía la obligatoriedad de mover el coche de sitio cada tres horas, mismo número de plazas y, eso sí, 85 aparatos nuevos.

Noticias relacionadas