Otro día de mucha niebla en las carreteras zamoranas

La niebla puede dificultar la visibilidad y por lo tanto la circulación en 20 tramos de carreteras de cinco provincias de Castilla y León, especialmente en Zamora, mientras que el hielo puede complicar el tráfico en otras dos vías en la provincia de Burgos.

La provincia en la que más puntos afectados por la niebla hay es Zamora, donde se puede encontrar en ocho tramos, concretamente en la A-62 en Cañizal; la N-122 y A-11 en Morales de Toro; la N-631 en San Cebrián de Castro; la A-52 a la altura de Villabrazaro; la A-6 en Villalpando y Pobladura del Valle y la N-630 a su paso por la capital.

  

En la provincia de Ávila la niebla está presente en la CL-605 en Arévalo y en la CL-610 en Blasconuño de Matacabras, mientras que en Burgos puede dificultar la circulación en la N-120 a la altura de Belorado; la A-1 a la altura de Cardeñajimeno; la N-1 en Monasterio de Rodilla y Villafría; y la A-231 en Villalbilla de Burgos.

  

En Salamanca, puede encontrarse niebla en la A-62, a la altura de Parada de Rubiales, y en Valladolid en la A-62 y la A6 a la altura de Tordesillas.

  

Por lo que se refiere al hielo, éste puede provocar dificultades en la provincia de Burgos en la N-234, a la altura de La Gallega, y la BU-P-1001, en el término municipal de Villagonzalo Pedernales.