PACMA denuncia la presencia de menores y el sufrimiento del animal en el 'torito del alba' de Benavente

Ha publicado un informe con fotografías y un vídeo y se plantea denunciar ante la justicia que no se cumple el reglamento de festejos taurinos de Castilla y León.

La asociación animalista PACMA de Castilla y León está estudiando denunciar las circunstancias en las que se produjo el último 'torito del alba', una de las partes de las fiestas del toro de Benavente que se han celebrado esta semana. Según ha dado a conocer en un informe, la vaquilla de este encierro con cuerda sufrió en todo el recorrido y, además, se permitió la presencia de menores, cuestiones que van contra el reglamento según su interpretación.

 

Según el informe de PACMA, acompañado de fotos y un vídeo, "la vaquilla sangraba por la boca, era especialmente notoria la acumulación de sangre en el suelo cuando paraba un rato en el mismo sitio". "Todo el rato tenía expresión de pánico. La vaquilla ha parado dos veces en charcos del suelo para beber", añaden. PACMA asegura que esto vulnera el Reglamento de Festejos Taurinos Populares de Castilla y León, que en su artículo 19 prohíbe "herir, pinchar, golpear, sujetar o tratar de cualquier otro modo cruel a las reses".

 

Otra de las cuestiones que se denuncia es la presencia de menores. "Había muchos padres con niños pequeños y numerosos menores en medio del recorrido. Cuando la vaquilla paraba, los padres con sus hijos se acercaban a primera línea, contra la voluntad de los pequeños, que tenían miedo. Dos niños pequeños se han quedado solos y asustados, subidos a una ventana cuando ha llegado la vaquilla, mientras los padres les intentaban tranquilizar desde lejos", asegura. También añaden que "había gente borracha en el recorrido", algo prohibido en el artículo 10 del citado Reglamento.

Noticias relacionadas