Paralizada la obra del Banco de España por supuesta presencia de amianto en su cubierta
Cyl dots mini

Paralizada la obra del Banco de España por supuesta presencia de amianto en su cubierta

La empresa paró la obra a los pocos días de firmarse el inicio porque detectó la presencia de placas con amianto en la cubierta. El PP exige la reanudación de las actuaciones y el Ayuntamiento explica que un informe técnico desmiente la presencia de contaminantes.

La obra de reforma del edificio del Banco de España para convertirlo en la nueva sede de la Policía Local en Zamora está parada. Así lo ha confirmado el propio Ayuntamiento, que ha exigido a la empresa que reanude la actuaciones que ya llevan mucho retraso. El motivo del parón es que la empresa alega que se ha detectado la presencia de amianto en las placas que forman la cubierta; este elemento muy nocivo para la salud era habitual hace unos años, pero está prohibido y es necesario un protocolo especial para retirar placas o elementos que lo tengan.

 

El equipo de Gobierno asegura que un informe municipal descarta la presencia de este tipo de contaminante y hoy mismo, viernes, se ha reunido con la empresa para pedir la reanudación de los trabajos. Paralelamente, el grupo popular ha exigido explicaciones y ha pedido que se ponga en marcha de nuevo la obra que lleva mucho retraso.

 

Ante la paralización de la obra del Banco de España, el Ayuntamiento de Zamora ha decidido dar las pertinentes explicaciones. La obra se paralizó en su ejecución a los pocos días de empezar para garantizar la seguridad de los trabajadores, ya que la empresa adjudicataria alegó que realizó un estudio en los laboratorios de una empresa sobre la composición de las placas del doble techo de los despachos y que contenía amianto.

 

Antes de adoptar cualquier decisión sobre la manera de proceder, el Ayuntamiento encargó un estudio contradictorio con otra empresa especializada, y después de una semana ha certificado hoy mismo que no existe ni rastro de amianto en las placas del doble techo.

 

La paralización de la obra supone un grave perjuicio para los intereses del Ayuntamiento, y, en consecuencia, hay que llegar a una solución que aclare esta situación. Este mismo viernes se ha convocado urgentemente a la empresa para adoptar soluciones. La obra no puede estar parada más tiempo.

 

La seguridad de los trabajadores es lo primero, y, está garantizada después del análisis encargado por el Ayuntamiento. El informe encardo por el Ayuntamiento a otra empresa especializada concluye, según el equipo de Gobierno, que no hay amianto. Entendemos que la empresa pueda haber obrado de buena fe en aras de la seguridad en el trabajo, pero debe darse por bueno y definitivo el estudio del Ayuntamiento.