Petardo de Morante, sangre de 'El Juli' y detalles de Cayetano

Puerta Grande para El Juli y Cayetano (Foto: Arai Santana)
Ver album

El Juli y Cayetano abren la primera Puerta Grande de la Feria Taurina 2019. Morante de la Puebla, bronca. 

FICHA TÉCNICA 

Plaza de toros de La Glorieta, Salamanca. Cuarta de la Feria de la Virgen de la Vega. Casi lleno. Toros de Garcigrande (2º y 4º) - Domingo Hernández.

Morante de la Puebla, pitos y pitos.
El Juli, dos orejas y dos orejas.
Cayetano, palmas y dos orejas.

Morante de la Puebla no tuvo su tarde. Se encontró incómodo desde que pisó el albero de La Glorieta, desorden que también afectó a la cuadrilla. Abrió plaza 'Tango', negro, herrado con el número 114, cinqueño, de 561 kilos, brocho y vizco del pitón izquierdo. Tras un sainete en los primeros tercios de la lidia, el diestro aprovechó para salir con la espada de matar y tras pegarle veinte muletazos bajándole la cara lo quitó de en medio con un bajonazo, escuchando una gran bronca.

 

Ya el segundo de su lote, 'Saltacotos', también cinqueño de 536 kilos, herrado con el número 63, brocho y escaso de presentación, con mucha movilidad y escasa fijeza, no le gustó al de la Puebla del Río que ni si quiera lo toreó a la verónica, dejando que sus peones lo pusieran en suerte para seguidamente coger la muleta y estoque de matar y probarlo por ambos pitones, realizó la suerte suprema fuera de sitio con un bajonazo. 

 

 

'Presor' hizo de segundo de la tarde para Julián López 'El Juli'. Herrado con e número 88, de 501 kilos, cinqueño, cornidelantero, atacado de kilos y badanudo, tuvo una gran calidad por su movilidad, fijeza y prontitud, al que el matador aprovechó de principio a fin, toreando a la verónica, ajustadas chicuelinas, y un recital de conocimientos de como darle todas las ventajas y aprovechar al toro con un toreo de mano baja, llevándolo muy largo, cosido a la muleta y con mucha variedad. Con redondos, larguísimos naturales, pases afarolados, trincherazos para meterse entre los pitones y hacer un toreo de mucha verdad. Estocada que rodó el toro sin puntillas. Dos orejas. 

 

Con el segundo de su lote y quinto de la tarde, El Juli volvió a formar un lío solo al alcance de muy pocos. Dejó patente sus conocimientos hacia el comportamientos de los cornúpetas, saiendo en cada momento la altura necesaria, la colocación, el terreno y la manera de hacerlos embestir. Además, de tener una técnica muy depurada. Lo toreó por ambos pitones disfrutando cada muletazo y calando en los tendidos. Faena limpia y de mucha verdad. Mató de estocada y un descabello, escuchó un aviso, dos orejas.

 

 

 

Herrado también con el número 88 de nombre 'Amoroso', cinqueño, de 550 kilos, enmorrillado, playero y badanudo, al que Cayetano Rivera lo toreró a la verónica con la pierna flexionada sin mucha conexión con el público. Con la muleta y con la mano zurda, el mejor pitón del toro, lo llevó despegado y sin parar quieto, no se enredó mucho y lo mató de estocada tendida escuchando silencio. 

 

 

Pero la cosa cambió con el que cerraba plaza. 'Barquito', herrado con el número 119, de octubre de 2014, bonito de hechuras y muy armónico para embestir, toro claro que dejó ver sus buenas condiciones de salida. Lo paró Cayetano a la verónica, apretó en el caballo con los riñones y en la faena de muleta acudió a los toques con mucha prontitud y buen tranco. Cayetano lo aprovechó por ambos pitones con tandas largas, de mucha vibración y de mano baja. Los mejores pasajes llegaron con la zurda sacando buenos naturales. Un toro de de Domingo Hernández, hasta ahora el mejor de la feria. Pinchazo, estocada, dos orejas. 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: